Compartir

Familias de la comunidad originaria Campo del Cielo, situada a pocos kilómetros de Las Lomitas, en el centro oeste de la provincia, reforzaron sus controles de salud mediante un operativo conjunto llevado adelante por los equipos del hospital distrital lomitense y del centro de salud local.

De este modo, los vecinos originarios de esta población fortalecieron los múltiples servicios de salud gratuitos que reciben diariamente desde el efector local, entre los que pueden citarse: atenciones médicas y odontológicas para todas las edades, controles obstétricos y de enfermería, vacunación, entrega de medicamentos, leche y otros insumos; más la difusión y concientización de la práctica de hábitos saludables.

La actividad fue llevada a cabo por médicos, odontólogos, nutricionistas, obstetras, enfermeros y vacunadores. Para los adultos se hicieron mediciones de glucemia, tensión arterial; curaciones y otras evaluaciones médicas. Mientras que los más chiquitos fueron beneficiados con controles del niño sano, una actividad programada que se cumple periódicamente para constatar su buen crecimiento y desarrollo.

Las evaluaciones pediátricas abarcaron mediciones de peso, talla y estatura; chequeos visuales y auditivos, evaluaciones neuromotrices y nutricionales,  además de otros controles clínicos y físicos integrales. Además, se hizo lo propio a los pequeños con antecedentes de factores de riesgos o síntomas de patologías agudas estacionales, en quienes “fueron acentuados cada uno de los controles como parte del seguimiento exhaustivo que se hace a cada una de estas patologías ya sean prevalentes o crónicas”, explicaron los pediatras del operativo.

A lo anterior se sumaron además atenciones odontológicas con obturaciones diversas extracciones, indicaciones de tratamientos y consejos para cuidar la salud bucodental como por ejemplo el cepillado de las piezas dentarias y la higiene de la boca en general.

Desde el área de obstetricia comentaron que fueron hechos chequeos prenatales como el control de los carnets de vacunas, medición del crecimiento uterino y latidos fetales y otros controles para evaluar el desarrollo del bebé y la evolución del embarazo. También fueron programados análisis de laboratorio y ecografías correspondientes a cada trimestre del embarazo.