Compartir

Mediante un amplio trabajo de concientización con las madres y la comunidad

Hospitales y centros de salud de toda la provincia cerraron la Semana Mundial de la Lactancia Materna con múltiples actividades que promovieron, en las madres y en la comunidad, los innumerables beneficios de la alimentación por leche materna para los bebés.

Con recorridas por los barrios, charlas en las salas de espera y en sectores de internación, difusión por redes sociales y medios de comunicación, conversatorios virtuales, el relato de vivencias propias de lactancia y otras tantas acciones, los equipos de salud de los efectores distribuidos a lo largo y ancho del territorio, sensibilizaron a la sociedad sobre esta campaña que se desarrolla en el mes de agosto, de cada año, en más de 170 países del mundo.

En el 2021, la Semana tuvo como lema “Proteger la Lactancia Materna: Una Responsabilidad Compartida”, que apuntó a concientizar a las parejas, las familias y a la comunidad toda, sobre el rol fundamental que tienen en el acompañamiento a las madres, para que puedan iniciar y sostener la lactancia durante el tiempo que recomiendan la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los pediatras.

En los hospitales y centros de salud de la capital, como también de las localidades de Misión Laishí, El Colorado, Villa Escolar, Ingeniero Juárez, Las Lomitas, Palo Santo, Pirané, Lote 8, El Potrillo, Siete Palmas, Herradura, Comandante Fontana, Laguna Blanca, Guadalcazar, Pastoril, Mojón de Fierro, Villa Dos Trece, Clorinda y los demás emplazados en distintos puntos del interior provincial, los equipos de salud, se abocaron del 1º al 7 de agosto a promover las numerosas actividades organizadas.

En las charlas instaron a las mamás a dar la teta a sus bebés desde el primer minuto del nacimiento, hasta los seis meses de vida, de manera exclusiva. Describieron los beneficios de la lactancia, no solo en relación a los nutrientes que aporta para el buen crecimiento del niño, sino también el vínculo afectivo que fomenta entre la madre y el bebé, lo cual contribuye a un óptimo desarrollo psicológico del niño.

Entre los puntos tratados, los equipos de salud recalcaron la necesidad de sostener la lactancia aun en contexto de pandemia, recordando que el coronavirus no se trasmite por la leche materna. Asimismo, enseñaron a las mamás sobre la preparación de los pezones para la lactancia desde el embarazo, las posiciones más adecuadas para el amamantamiento y la importancia de dar el pecho a demanda.  

También hablaron del aporte que hace la leche materna, tanto de nutrientes como de defensas al sistema inmunitario del bebé, protegiéndolo de una gran cantidad de enfermedades. El apego y la seguridad que brinda, más otras tantas cualidades que tiene esta forma de alimentación, que favorece a la salud de los niños, las madres, e inclusive cuida el medio ambiente.

Redoblar el compromiso en pandemia

La pediatra Norma Benítez, responsable del Departamento de Docencia e Investigación del Hospital de la Madre y el Niño e integrante de la Comisión de Lactancia Materna, se refirió al lema de este año, haciendo hincapié en que en la lactancia “todos tenemos un rol que cumplir, aconsejando y acompañando al binomio madre-hijo que busque prosperar en la lactancia, ante cualquier dificultad que se presente”.

Acerca del escenario de pandemia y su influencia en la lactancia, indicó que la situación “viene dejando muchas sombras, sobre todo en las relaciones humanas”, incluyendo, en algunas oportunidades, la separación entre las madres y sus bebés; y entre los miembros de las familias, lo cual dificulta acompañarlas para que puedan sostener la lactancia”.

Dijo entonces que “hoy más que nunca, debemos recuperar y sostener lo que logramos durante todos estos años, en relación a la alimentación por leche materna y apoyar sobre todo a las madres, no sólo desde los equipos de salud, sino que es algo que debe hacerse desde cada sector de la comunidad y cada persona que le toca estar cerca de una madre en período de lactancia”.

Reiteró que el Hospital de la Madre y el Niño trabaja todo el año para promover el amamantamiento “haciendo un permanente y personalizado acompañamiento, a cada madre, tanto a las que tienen sus bebés internados como a las que están en sus casas y se acercan para consultar, porque se encuentran con algún problema o dificultad para dar la teta”.