Con total éxito y masiva concurrencia se desarrollan las jornadas de capacitación en emergencias organizadas por el SIPEC

Compartir

Abocadas especialmente a optimizar conocimientos del personal de esta institución de salud y de otros actores que intervienen en la asistencia para un mejor manejo en el ámbito pre hospitalario.

Este jueves, 30 de junio, en el salón auditorio del Hospital Odontológico de Complejidad Integrada, tuvo lugar la tercera jornada de capacitación, llevada adelante por el Sistema Provincial de Emergencias y Catástrofes, denominadas “Respuestas Organizadas en Emergencias Complejas y Desastres” que dieron inicio el pasado martes 28 de junio y se extenderán hasta el viernes 1 de julio.

Con una amplia temática, principalmente orientada a la asistencia en la emergencia pre hospitalaria y un programa de cuatro días consecutivos, el desarrollo estuvo a cargo de un equipo de capacitadores de la Dirección Nacional de Emergencia Sanitaria (DINESA), encabezado por su directora, doctora Gisele Gambetta.

En ese sentido, el director del SIPEC, doctor Daniel Figueroa comentó que estos días formativos fueron trazados fundamentalmente por la necesidad de seguir “con la capacitación ininterrumpida” que viene recibiendo el equipo del SIPEC”, teniendo en cuenta que la emergencia “es un proceso continuo y a la vez dinámico”. Por lo tanto, es necesario que “el recurso humano está siempre a la vanguardia”.

Asimismo, valoró que estos días, como eslabón fundamental dentro del Sistema de Salud Provincial, están cumpliendo “un gran anhelo que teníamos de poder concretar esta capacitación a cargo de la Dirección Nacional de Emergencia Sanitaria. Nos pusimos en contacto con ellos, les pedimos que vengan a capacitarnos a nuestra provincia y es una inmensa satisfacción que sea la primera vez y que hayan accedido al pedido de venir a compartir con nosotros sus conocimientos”.

Las dos primeras jornadas estuvieron dirigidas al personal del SIPEC, mientras que la tercera sumó la participación de otros organismos que, eventualmente, pueden intervenir en la asistencia en casos de emergencias.

Respecto a ello, Figueroa detalló que en el transcurso del martes y el miércoles se dieron temas específicos para los despachantes, que es el recurso humano del sector de telecomunicaciones del SIPEC “son quienes atienden la línea telefónica 107, que reciben los llamados de la comunidad ante cualquier requerimiento”.

Sostuvo que, por ese motivo, es necesario que estén cada vez mejor capacitados “para comprender el llamado, catalogar el tipo de emergencia, contener a la persona que está llamando y poder despachar al móvil más adecuado, en el tiempo más rápido posible para cada emergencia”.

Por último, el funcionario mencionó que, en los dos últimos días se decidió abrir la capacitación al público en general y a otros actores que, eventualmente, pueden ser requeridos a participar en situaciones de estas características. Por ejemplo: policías, bomberos; las fuerzas de Prefectura Naval, Ejército, Gendarmería y otras instituciones como Defensa Civil, que también forman parte de la asistencia en la emergencia cotidiana, para lo cual “es necesario estar preparados y capacitados cada vez más”.

Referente nacional

A su turno, la doctora Giselle Gambetta, agradeció al ministro de Desarrollo Humano, Aníbal Gómez, a las autoridades de la cartera de salud provincial y de los demás organismos, como a los participantes “por el recibimiento, la atención y la masiva concurrencia”.

Hizo hincapié en que “la emergencia se planifica”, pero sobre todo “se articula y requiere de un trabajo en equipo”. Recordó que, sobre todo, en las jornadas dedicadas a los despachantes, remarcaron que “cada integrante en la cadena de sobrevida de la emergencia, en este caso en la pre hospitalaria, es importante porque eso va determinar la vida o la muerte, de la o las víctimas del incidente”.

“Celebro” –dijo- “poder articular con todos los actores que, eventualmente, pueden ser requeridos en un hecho de emergencia y creo que la capacitación constante y permanente es la manera de disminuir el margen de error en nuestro accionar”.

De igual modo, enfatizó en la necesidad de “rever constantemente los protocolos”, siempre respetando cada región, cada lugar “pero hablando un mismo idioma cuando nos referimos al evento, porque en el momento de actuar ya no hay tiempo para ponerse de acuerdo, sino que debemos respetar un mismo protocolo, pero que siempre está sujeto a revisión con el objetivo de seguir mejorando”.

Más adelante, subrayó la necesidad de que los espacios de capacitación sean lo más participativos posible, donde se puedan “compartir e intercambiar experiencias que son siempre enriquecedoras”. Y al concluir, dejó como mensaje “sepan que, desde la Dirección Nacional, tenemos un equipo que está siempre abierto a cualquier tipo de dudas y de consultas. Esperamos que sea la primera de muchas capacitaciones más y les agradezco mucho el trato para con nosotros, durante estos lindos días de estadía en Formosa”.