Condenan «militarización» de movilizaciones sociales

Compartir

El abogado local Williams Dardo Caraballo condenó el fuerte operativo policial que desplegó el Gobierno Nacional desde el Ministerio de Seguridad reprimiendo a las organizaciones sociales y políticas que se manifestaron frente al Congreso Nacional en rechazo de la sanción del Presupuesto 2019.

«El despliegue de fuerzas de seguridad que se vio este miércoles en forma militarizada es consecuencia de la concepción que tiene el Gobierno Nacional que preside Mauricio Macri y su ministra de Seguridad, Patricia Bullrich», expuso el letrado.

Calificó a ello como «un retroceso en cuanto al rol de las fuerzas», recordando en ese sentido la firma de «ese DNU de Macri que facultó a usar las fuerzas armadas en zonas de frontera o poniendo nuevamente hipótesis de conflicto como si Argentina estaría por ingresar a una guerra, lo cual no es así».

«La concepción de la Patria grande de San Martín y Bolívar es precisamente un concepto que dista mucho de lo que es esta actuación del Gobierno Nacional», criticó.

Trajo a cuento que «todo se remonta a que otra vez se pretende instalar, y en la práctica lo están haciendo, a la concepción ideológica de la doctrina de la seguridad nacional convirtiendo a las fuerzas de seguridad y las fuerzas armadas en fuerzas de ocupación que ven a los ciudadanos como un enemigo interno, algo que es de la Escuela de las Américas de Panamá, que fue consagrado aquí por la dictadura de (Juan Carlos) Onganía mediante instrumentos concretos y la realización efectiva de este tipo de procedimientos y represión, lo cual con el terrorismo de Estado en el ’76 ha llegado a la expresión máxime de lo que es la distorsión de la finalidad de las fuerzas».

Aludió Caraballo a «las normas que han costado revoluciones, sangre y vidas el hecho de plasmarlas en un papel para que tengan consagración jurídica universal desde fines del Siglo XIX y ahora este retroceso, ya que reitero no estamos en una hipótesis de guerra, no hay una amenaza interna ni mucho menos externa, sino que se trata de imprimirle lo que hacía el terrorismo de Estado: el miedo a la gente».

Esto se debe, argumentó, a que «el miedo paraliza y (el Gobierno Nacional) no quiere que la gente se movilice por el descontento social, la emergencia económica y la insatisfacción de las promesas electorales».

Advirtió que «hay un calentamiento en la gente, en la sociedad, que en algún momento se va a expresar en las calles, que es lo que inexorablemente los pueblos están condenados a hacer cuando el Gobierno en forma autoritaria los coloca en esta situación».

«Es el derecho de resistencia a la opresión, que también tiene rango constitucional. La gente salió a la calle a rechazar este Presupuesto y en defensa propia porque si se sanciona este proyecto lo único que contempla la ley de leyes es el pago por minuto de más de un millón de pesos de intereses de la deuda externa, condenándonos a una deuda por más de cien años», cerró.