Compartir

Recomiendan el uso de cremas de protección solar con factor de 30 como mínimo

Durante el verano, los días se alargan y los rayos de sol son más intensos, es una época del año en que se debe prestar especial atención en el cuidado de la piel. Las altas temperaturas pueden inducir la deshidratación del organismo y, por tanto, también de la piel, sumado a que las fuertes radiaciones solares pueden producir graves daños en la piel y serios problemas a la salud general si no se toman las medidas necesarias de prevención.

Por lo anterior, desde el ministerio de Desarrollo Humano de Formosa, se brindaron una serie de recomendaciones, para disfrutar del sol en la temporada en que la mayoría de las personas se toman sus merecidas vacaciones, sin que esto represente un riesgo a la salud.

En este sentido, desde el servicio de dermatología del hospital distrital 8, la Dra. Mónica Duarte, explicó la importancia de adoptar una serie de precauciones, tales como “evitar exponerse al sol entre las 10 y las 17 horas, usar ropas de colores claros con mangas y botamangas largas, utilizar sombreros de ala ancha, anteojos para sol, colocarse cremas de protección solar con factor de 30´en adelante, aplicándola al menos 30 minutos antes de exponerse al sol”.

Por otra parte, indicó que los cuidados mencionados anteriormente “deben acentuarse en los niños, sobre todo en los más pequeños”. Los bebés menores de 1 año deben evitar por completo la exposición al sol “porque su piel es muy sensible”. Además, explicó que “en los niños debe evitarse la formación de ampollas por causa de la quemadura del sol, ya que, en las personas menores de 15 años, las ampollas aumentan el riesgo de padecer cáncer de piel”.

En el caso de las personas que trabajan al aire libre, expuestos al sol la mayor parte del día, la especialista recomendó utilizar siempre “ropas de trabajo que protejan la piel y sombreros que tienen –aleritos- que protegen la zona del cuello”. También anteojos porque los rayos solares pueden “dañar el iris y debido a las células que lo forman, con el tiempo también puede evolucionar en cáncer”.

Al mencionar las medidas diferenciando los colores de piel de cada persona, explicó que “siempre aconsejamos que las personas de pieles más claras deben tomar mayores precauciones porque son más sensibles”. Sin embargo, aclaró que “hoy en día todos debemos tomar estos cuidados porque en los últimos tiempos venimos observando que las consecuencias son iguales para todos los colores de piel, ya que también encontramos lesiones, incluso cáncer de piel, en personas de piel morocha o más oscura”.