Consorcio paippero de Tres Lagunas se incorporó a Soberanía Alimentaria

Compartir

Este sábado 11, se realizó una nueva edición de Soberanía Alimentaria Formoseña en la ciudad capital con la particularidad de la incorporación de paipperos de Tres Lagunas.

Como todos los sábados, los dos puntos de comercialización fueron el de la  Avenida Néstor Kirchner 1.855 y el del barrio Simón Bolívar, situado en  la calle Paula Albarracín 2.735.

Según datos recabados por AGENFOR, Gonzalo Almirón, coordinador del consorcio paippero de Tres Lagunas, expresó: “Estamos muy contentos por la posibilidad que nos da el gobernador Gildo Insfrán de participar de Soberanía Alimentaria”.

Al respecto, resaltó que el programa beneficia tanto al productor como a los consumidores “porque compran productos frescos, naturales y a un buen precio”.

Además, señaló que fueron nueve los productos ofrecidos nombrando a la achicoria, rúcula, perejil, cebollita, zapallo cabuto, calabacita, choclo y lechuga.

A su vez, recordó que hace varios años trabajan para el Plan Nutrir, pero diferenció uno del otro, resaltando que en este “el trabajo sólo consiste en recolectar los productos de las chacras y enviarlos a la ciudad”.

Por otra parte, Celeste García, integrante del programa, sostuvo que la incorporación de estos nuevos paipperos “marca expansión y crecimiento del programa en cuanto a la demanda, pero también en la incorporación y mano de obra de los productores de todo el territorio provincial”.

“Es importante destacar que en todos los meses en que se viene desarrollando Soberanía Alimentaria, se ha podido mantener la calidad y los precios de los productos”, subrayó García.

Además, destacó que “lo más demandado es el bolsón solidario de los paipperos de Tres Lagunas, que tiene un valor de 200 pesos y que cuenta con nueve productos que son: zanahoria, acelga, perejil, pepino, limón, cebollita, berenjena, batata y achicoria”.

A su turno, Natalia Cáceres, hija de paipperos también de Tres Lagunas, comentó a esta Agencia que en la chacra familiar cultivan zapallito, choclo, lechuga, cebollita y todo lo que sea verdeo.

“Estamos muy contentos, porque hemos realizado muchas ventas”, esbozó y remarcó que “las personas son muy sociables y lo que más alegría nos da es que compran lo que nosotros producimos en nuestros campos”.

Para finalizar, indicó que “hubieron temporadas en donde la producción sobraba y hasta se fundía. Ahora estamos muy satisfechos, porque esta realidad cambió y podemos vender más”, cerró.