Continúa el cuidado de la salud de los escolares

Compartir

Una nueva instancia de controles integrales desde varias especialidades, más variados consejos para cuidar la salud alcanzó a los jardineritos del Jardín Privado  24 “Santa Teresita del Niño Jesús” del barrio Divino Niño de la capital formoseña.

Las atenciones y consultas fueron la prioridad de la jornada como es habitual, pero también niños, padres, docentes, directivos y la comunidad educativa en general,  incorporaron sugerencias para llevar adelante hábitos sanos que fortalezcan una vida más saludable.

Cabe señalarse que las acciones fueron realizadas por un equipo de agentes y profesionales del centro de salud “Luis María Codda”, encargado de la cobertura sanitaria en el barrio Liborsi y los demás aledaños de la zona. Estas formaron parte del Programa Provincial de Libretas de Salud escolar que se implementa en escuelas primarias y jardines de infantes de toda la provincia, tanto del ámbito público como privado.

De este modo, médicos odontólogos, enfermeros ofrecieron renovaron: exámenes clínicos y físicos destinados a verificar el estado de salud de estos jardineritos que en el transcurso del presente año se encuentran asistiendo a las salas de 5 años.

Entre los controles se destacaron: las mediciones antropométricas (peso, talla y estatura), control de la tensión arterial y temperatura; chequeos auditivos, visuales y de las vías respiratorias; acompañados también por una completa revisión psicomotora.

A lo anterior se sumó también la evaluación bucodental respectiva con la actualización de los respectivos odontogramas. Asimismo fueron chequeados estrictamente los carnets de vacunas “con la aplicación de las dosis faltantes de las que se encuentran incluidas en el calendario vigente, las cuales son totalmente gratuitas para los grupos y edades allí determinados”.

Las múltiples atenciones fueron asistidas por la difusión de distintos hábitos saludables “que si bien son muy sencillos de hacer,  son a sus vez importantísimos porque aportan beneficios muy grandes a la salud integral y, al mismo tiempo contribuyen a evitar enfermedades que pueden ir desde las más leves hasta las más graves”, aseguraron desde el equipo médico.

En el marco de dichas prácticas sanas, se instó a los niños y a sus familias a “comer sano, cumpliendo con las cuatro comidas del día que deben tener todos los grupos de alimentos para asegurar que el organismo incorpore todos los nutrientes que necesita”.

En tanto fueron recordados los controles pediátricos y odontológicos anuales, las medidas de higiene del domicilio, el lavado de manos, el control de la pediculosis y “las caminatas, paseos en bicicleta, como otras actividades físicas o recreativas al aire libre que son tan beneficiosas para la salud”.