Continúa en la provincia la aplicación de la vacuna antigripal

Compartir

En vacunatorios, domicilios e instituciones para alcanzar a toda la población de riesgo

Desde la dirección del hospital “Cruz Felipe Arnedo” se informó que, en la localidad de Clorinda, los empleados del Banco Nación de la sucursal local, recibieron la dosis de vacuna antigripal correspondiente al presente año.

Señalaron al respecto, que el suministro de la vacuna fue llevado a cabo en el mencionado edificio, con todas las medidas de bioseguridad y los elementos de protección personal, tanto para el equipo de vacunación como para los pacientes.

En este marco, la cobertura puso hincapié en los adultos mayores y los enfermos considerados de riesgo, grupos que tienen prioridad dentro de dicha estrategia de vacunación.

Cabe recordarse que en el presente 2020, el Gobierno de Formosa, a través del Ministerio de Desarrollo Humano, acentúan en toda la provincia la vacunación en terreno, la cual abarca viviendas e instituciones públicas y privadas, teniendo en cuenta el cumplimiento de la cuarentena preventiva obligatoria, establecida por el gobierno nacional para evitar la transmisión y contagio del COVID-19.

La vacuna antigripal, al igual que las demás que están en el calendario, tiene carácter obligatorio y gratuito, con una dosis que debe repetirse cada año. Está destinada a los grupos de riesgo y, en tal sentido, los equipos de vacunadores, enfermeros, agentes sanitarios y otros profesionales de los distintos efectores sanitarios, ubicados a lo largo y ancho de la provincia, recorren casa por casa para garantizar que estas personas reciban la dosis, sin tener que moverse de sus domicilios.

De manera programada, adultos mayores de 65 años, niños de entre 6 meses y 2 años, embarazadas, puérperas hasta 10 días después del parto, enfermos crónicos y pacientes inmunodeprimidos por diferentes patologías, son los principales destinatarios de esta vacuna, mediante las visitas planificadas.

No obstante, desde el Departamento de Inmunizaciones, dependiente de la cartera de salud provincial, se reiteró una vez más que “los interesados en aplicarse esta vacuna, también pueden acudir a recibirla en los hospitales y centros de salud más cercanos a su domicilio”.

Pero “tomando todos los recaudos necesarios” que se difunden para evitar el COVID-19. Por ejemplo: el uso del barbijo, la distancia física de personas a persona, siendo esta de 1,50 y 2 metros, evitar la aglomeración en los servicios de vacunación”, y “de ser posible”, recalcaron “esperar que los vacunadores lleguen al domicilio, para evitar salir de las casas, media que resulta “fundamental” en la situación actual de pandemia.