Compartir

Como se hace a lo largo del año, desde la esfera ministerial responsable de la salud pública se prosigue sin pausas la actualización de los calendarios de vacunas de los niños que asisten establecimientos educativos de nivel primario en toda la provincia. El objetivo de este despliegue es inmunizar a los chicos contra distintas enfermedades.

En tal sentido, enfermeros y vacunadores del Hospital de la Madre y el Niño efectivizaron múltiples operativos en “EPEP n° 58, Escuela Privada Juan Dring, Instituto de Formación Docente, Escuela Privada Don Bosco”, detallaron.

Dicho accionar sanitario estuvo destinado a las niñas y niños de 11 años que asisten a las citadas instituciones. “En cada escuela, en primer término chequeamos los carnets de vacunas para ver las vacunas que faltan o las dosis para completar los esquemas previstos por el calendario”.

Seguidamente se procede a la aplicación de las vacunas correspondientes. En este caso el suministro fue de las vacunas para los chicos de esta edad, entre ellas la dosis contra el Virus del Papiloma Humano, que previene a futuro canceres de: cuello uterino, pene, ano, boca.

Asimismo, la aplicación de las vacunas fue acompañada por charlas de promoción, mediante las cuales, los vacunadores difundieron en los padres, tutores y comunidad educativa en general la importancia de la aplicación de las vacunas; teniendo en cuenta que “además de representar un beneficio para la persona que la recibe, también lo es para toda la comunidad”.

A esto agregaron que otra razón fundamental para que todos nos vacunamos según lo establece el calendario es que “las vacunas que están allí incluidas son de acceso gratuito para toda la población, respetando siempre los grupos etarios o grupos especiales para quienes están destinadas”.

Para concluir aseguraron que en la provincia todas las vacunas del calendario están disponibles en los vacunatorios de centros de salud y hospitales. También en el “Vacunatorio de La Familia”, ubicado en la calle Santa Fé entre Fotheringham y Salta.  “Debemos aprovecharlas, porque es una medida de prevención gratuita para protegernos de muchas enfermedades; y a la vez, los adultos debemos ser responsables con la salud de los niños, llevándolos a vacunarse y teniendo al día su carnet de vacunas”, insistieron.