Continúan alentando a la donación de sangre voluntaria

Compartir

Recalcaron los beneficios y la importancia que tiene para la salud este gesto noble y solidario

El Centro Provincial de Hemoterapia y el Programa Provincial Sangre Segura, dependientes del Ministerio de Desarrollo Humano, promueven a lo largo del año la campaña de donación de sangre en todo el territorio provincial, con el fin de captar donantes que posibiliten aumentar el stock disponible de este líquido vital e irremplazable.

La donación de sangre es una acto de gran humanidad, que le permite a muchas personas cumplir con los tratamientos médicos indicados, recuperarse de enfermedades complejas, mejorar su calidad de vida e incluso prolongar su vida.

Desde el Centro Provincial de Hemoterapia alentaron a reflexionar, una vez más, sobre el gesto inmenso y noble de la donación de sangre, recordando que “es un medicamento que no podemos comprar y para obtenerla, dependemos de la buena voluntad, solidaridad y generosidad de un ser humano hacia otro, para darle una oportunidad de vida o una mejor vida”.

A su vez, invitaron a quienes deseen donar a acercarse al banco de sangre del hospital de Alta Complejidad “Pte. Juan Domingo Perón”, de lunes a viernes, de 7.30 a 12.30 horas; sábados, domingos y feriados, de 8 a 12 y de 15 a 18 horas.

También pueden hacerlo, acercándose a los servicios de hemoterapia de los hospitales: Madre y el Niño, Central y Distrital 8 –circuito cinco-. Y a las postas de donación, ubicadas en los hospitales distritales del interior: Laguna Blanca, Pirané, Clorinda, El Colorado, Ibarreta, Ingeniero Juárez y Las Lomitas.

Requisitos

Las personas con buen estado de salud, mayores de 18 años y menores de 65, que pesen más de 50 kg pueden donar sangre concurriendo con el DNI en mano. 

Además, debe tenerse en cuenta: no haber padecido determinadas enfermedades, principalmente las transmisibles por vía sanguínea, tales como hepatitis, HIV/SIDA, Chagas y otras. No haber tenido relaciones sexuales de riesgo -sin protección- en el último año.  No haber estado enfermo en los días previos a la donación y consultar previamente en caso de  haber tomado algunos medicamentos.

No haber recibido transfusiones en el último año. Si se tiene tatuajes, perforaciones o cirugías se deberá hacer la consulta previa. En caso de tener dolores antes de la donación, solamente ingerir paracetamol y consultar. Si padece alguna enfermedad como diabetes, hipertensión o tensión arterial baja, también consultar.

Antes de asistir a la donación se debe desayunar o almorzar alimentos bajos en contenido graso, tales como: mate, te, café, cocido con leche, frutas, queso, leche, sándwich, medialunas. No ingerir bebidas alcohólicas por 48 horas antes. No fumar 2 horas antes, ni 2 horas después de la donación. 

En todos los casos, el personal de salud, especializado en las extracciones de sangre, hará los exámenes y entrevistas correspondientes para corroborar si el donante está en condiciones de donar.

Se recuerda que si por algún motivo se lo excluye en dicha oportunidad, es posible que solo sea temporalmente y una vez transcurrido un período determinado, puede volver a presentarse a donar.