Compartir

Este lunes se renovarán las múltiples labores tendientes a prevenir la proliferación del mosquito vector de las enfermedades del dengue, zika y chikungunya, informaron desde la cartera de salud provincial.

Fumigaciones espaciales, rociados, descacharrizados, muestras de larvas con lupas y pipetas, entrega de repelente y material gráfico informativo; además del dialogo personalizado con los vecinos, son las múltiples acciones que realizan todos los días brigadas y promotores sanitarios, dependientes de la cartera de salud provincia.

Cabe recordarse que este insecto posee hábitos domiciliarios y elige para vivir y desarrollarse los lugares concurridos por las personas, como por ejemplo las casas y sus alrededores. Para evitar que el mosquito se reproduzca es fundamental eliminar, de nuestros hogares, todo objeto que pueda convertirse en su criadero.

Hoy los barrios alcanzados serán: El Porvenir, Luján, Namqom, San Isidro, Balbín, 1 de Mayo, Juan Domingo Perón, Municipal, La Esperanza, 7 de Mayo, Urbanización Maradona, República Argentina, El Palomar, Estela Maris, Las Orquídeas, Los Inmigrantes, Simón Bolívar, 8 de Octubre, Mbigua, El Quebranto, 20 de Julio, 6 de Enero, El Quebranto, Antenor Gauna.

Una vez más, se solicito a los vecinos cumplimentar diariamente con los cuidados difundidos, entre los que se recuerda que principalmente deben desecharse todos los recipientes que no son de utilidad como latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados, partes de juguetes y similares.

Además debe evitarse la acumulación de agua limpia en los objetos de uso diario, como por ejemplo baldes, palanganas y otros similares, colocándolos boca abajo o bajo techo.

Igualmente, se aconseja a la población a mantener el hábito del uso del repelente; su aplicación debe ser renovada cada tres horas, tanto sobre la piel expuesta como sobre la ropa para evitar la picadura. Además deben utilizarse insecticidas de uso doméstico para ahuyentar al mosquito, y colocar telas mosqueras en puertas y ventanas para impedir su ingreso al interior de las viviendas.