Coronavirus: Alientan a seguir cumpliendo las medidas de prevención diariamente

Compartir

Recuerdan los detalles para su efectividad e insisten en que son imprescindibles para acompañar a la ardua e intensiva campaña de vacunación que se lleva adelante en toda la provincia.

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano, instan a la población a continuar día a día, con las medidas de prevención para prevenir el COVID “sin relajarse, sin descuidarse y estando atentos porque el virus puede estar donde menos imaginamos”.

Si bien, en los últimos días, las cifras de contagios reportan un descenso a comparación de meses anteriores, “no es momento para aflojar, más bien es esencial seguir ayudando a que la curva se siga aplanando”, indicaron, y recalcaron que para ello mantener los cuidados “sigue siendo la mejor fórmula a la hora de prevenir la circulación, transmisión y contagio del virus”.

Asimismo, señalaron que más allá de la acelerada y amplia campaña de vacunación que viene desplegando el Gobierno de la Provincia, en cada rincón del territorio, y que por estos días se acentúa en las comunidades originarias, debido al aumento de casos registrados en varias de estas poblaciones “los cuidados deben acompañar la inmunización, una cosa debe ir de la mano con la otra para lograr el objetivo”.

Insistieron en que “estar vacunados no quiere decir que no voy a contraer el virus o que no puedo contagiar a otros, por lo tanto, lo que efectivamente va a disminuir los riesgos de contagio son las medidas de prevención que venimos repitiendo desde principios de la pandemia: uso correcto del barbijo, lavado de manos frecuente con agua y jabón, distanciamiento social y evitar todo tipo de reuniones. Puntos básicos y sumamente eficaces a la hora de prevenir”.

“Claro que es importante aplicarse la vacuna y estar vacunados, porque la vacuna apunta a evitar las formas avanzadas de la enfermedad que provocan hospitalizaciones, cuadros graves y muertes. Pero son esos principales cuidados que venimos remarcando, los que nos permiten evitar que se produzca el contagio del virus de una persona a otra”.

Lavarse las manos

El lavado de manos debe hacerse con agua y jabón, el cual puede ser de cualquier tipo, “todos son útiles para matar a los agentes infecciosos”. Esta medida debe repetirse varias veces al día, sobre todo “después de haber estado en lugares públicos, en contacto con variados objetos y al ingresar a la casa”.

El proceso de lavado debe durar al menos entre 40 y 60 segundos, frotándose las manos con una solución jabonosa, que debe incluir las palmas de las manos, el lado opuesto, entre los dedos y los puños. Luego es necesario enjuagarse con abundante agua y secarse con pañuelo descartable, toalla o repasador, limpios.

Cuando no es posible hacer el lavado con agua y jabón, la higiene puede hacerse con alcohol en gel o solución de alcohol en proporción 70% de alcohol líquido y 30% de agua “siempre y cuando la suciedad de las manos no sea visible”.

Barbijo o tapaboca

Se aconseja el uso del barbijo, de manera permanente “desde el momento que salimos de nuestras casas o cuando llega alguien desde afuera para traernos algo, por ejemplo. Es decir que para circular fuera de la casa o para cualquier contacto con otros, debe ser utilizado. “Debe estar bien colocado, cubriendo la nariz, boca y mentón. Y cuando se va a retirar, hacerlo desde las tiras sin tocar el frente. Luego de cada día de uso debe ser lavado o desechado”.

Mantener la distancia y evitar reuniones

Cumplir con la distancia social es otro punto imprescindible. Se refiere al distanciamiento físico que debemos tener con otras personas. Debe ser de al menos 2 mts como mínimo, y debe cumplirse al contactarse con cualquier persona que no vive en la misma casa, sobre todo en lugares públicos y de trabajo, comercios y otros espacios similares.

Ventilar ambientes

Por otra parte, es necesario mantener los ambientes ventilados, tanto en las casas como en cualquier otro lugar donde se desarrollan actividades, inclusive los medios de transporte.

Para ello, deben abrirse puertas y ventanas, todos los días y de manera constante, teniendo en cuenta que la ventilación sea cruzada para posibilitar que circule la corriente de aire. A pesar de los días fríos, esta medida es necesaria para evitar que el virus permanezca en los distintos ambientes.

Se reitera que este conjunto de medidas, cumplidas en las formas indicadas, contribuyen a reducir las posibilidades de circulación, transmisión y contagio del coronavirus. El autocuidado, la responsabilidad individual y colectiva, son los factores que nos van a ayudar a seguir frenando el avance de la enfermedad en la provincia.