Coronavirus: El HIEF en la primera línea de batalla

Compartir

El doctor Samuel Gutiérrez, director del Hospital Interdistrital Evita (HIEF), informó que desde el inicio de la pandemia en la provincia el nosocomio trató a 429 pacientes, de los cuales 37 requirieron ingresar al servicio de Unidad de Terapia Intensiva y 12 de ellos fueron tratados con plasma de convalecientes. A la vez, brindó detalles sobre las diferentes áreas, maquinarias, servicios y diferentes tratamientos realizados.

En este sentido, el médico puso en relieve que “desde el 11 de mayo del año 2020, el gobernador Gildo Insfrán puso en funcionamiento al Hospital Interdistrital Evita como un hospital monovalente dedicado exclusivamente a la atención de los pacientes con diagnóstico de infección por SARS-CoV 2, con distintos estadios clínicos”.

Según detalló, para tal fin se habilitaron las distintas áreas del nosocomio, “algunas para la participación activa y otras para la logística de apoyo, a la atención del paciente”, además de servicios indispensables para el control y seguimiento diario de los pacientes, como ser el servicio de imágenes que cuenta con aparatología de rayos X y tomógrafo con 64 cortes, los servicios de laboratorio, hemodiálisis, hemoterapia y quirófanos.

Asimismo, puntualizó sobre cada uno de ellos. “Por ejemplo, en el servicio de laboratorio tenemos aparatología de punta para realizar todas las determinaciones, marcadores inflamatorios de rutina y control para los pacientes infectados por coronavirus, con dosaje de anticuerpos de manera cualitativa y semicuantitativa, con los reactivos, y métodos sugeridos desde Nación, como también toda la infraestructura necesaria para realizar las PCR por el método de NeoKIT plus, método rápido, por el cual en tres horas podemos contar con su resultado, y a su vez con aparatología para cultivo de muestras de manera automatizada, junto a un personal altamente capacitado para poder realizar estas funciones”.

En cuanto al servicio de hemodiálisis, el especialista detalló que el mismo cuenta con un total de siete sillones y un área de aislamiento, lo que marcó es “un servicio sumamente importante, ya que el nuevo coronavirus compromete también  a los riñones”.

“Contamos con el servicio de hemoterapia y los equipamientos son de avanzada para la transfusión de sangre, hemoderivados y plasma de convalecientes; tenemos cinco quirófanos en funcionamiento para cualquier tipo de cirugía y/o procedimiento que los pacientes requieran, y se puede realizar en este nosocomio sin necesidad de trasladar al paciente a otra institución”, subrayó Gutiérrez.

En este marco, el médico recordó que en el Hospital Interdistrital Evita se llevó a cabo –en pacientes positivos de COVID-19- la colocación de un marcapaso, cesáreas y una PAMO (punción y aspiración de médula ósea para el diagnóstico).

Al preparar el HIEF para afrontar la pandemia de coronavirus, las camas fueron otra arista importante a tener en cuenta por el Estado provincial, para ello se habilitaron 168 camas: 40 destinadas al área de terapia intensiva y 128 en sala general; “todas ellas están distribuidas en distintas áreas del nosocomio desde emergencia, shock room, observación, área de quemados, UTI, UCO, internación, y cada área cuenta con un sistema de ventilación con presión negativa”, explicó Gutiérrez.

En este punto, el médico subrayó a la aparatología de punta con la que está dotado el nosocomio para la atención de cada paciente, como así también al recurso humano capacitado para cumplir la función en cada área: “Son aproximadamente 400 personas entre médicos, enfermeros, licenciados en Nutrición, en salud mental, bioquímicos, técnicos de laboratorio, técnicos de imágenes, personal de mantenimiento, limpieza, cocina, servicio social, administrativos y personal de seguridad”.

Cabe señalar que los pacientes derivados al Interdistrital Evita fueron asistidos en su fase aguda hasta su alta de la institución, y posteriormente, controlados y seguidos por los distintos servicios de Clínica Médica, Neurología, Cardiología, Infectología, Salud Mental, Nutrición, como así también se les realizó y realiza estudios complementarios de control, laboratorios, imágenes, etcétera.

Tratamientos

En relación a los tratamientos realizados en pacientes con la infección del SARS-CoV2, Gutiérrez especificó que “estamos adheridos a los protocolos del Ministerio de Salud de la Nación –en cuanto a las terapéuticas- como el uso de corticoides, antibióticos ante la sospecha de sobreinfección, según las recomendaciones de la Sociedad de Infectología”.

Y resaltó que en la estrategia terapéutica, el Gobierno de Formosa incorporó e invirtió en la adquisición de aparatología e insumos varios para proveerse de plasma de convalecientes, “que es efectiva en una parte de la enfermedad –que cuanto más rápida es su administración permite que mejore el paciente- y disminuye su estadía hospitalaria.

También compró el suero híper-inmune equino para un total de 200 tratamientos.

Cabe señalar que la ANMAT lo aprueba y que este suero híper-inmune equino se administra a todos los pacientes con cuadros moderados a severos por COVID-19.

“Son anticuerpos que sirven para neutralizar al virus y permitirá una mayor recuperación y disminución de estadía en UTI, como así también su disminución en la asistencia respiratoria”, subrayó el facultativo.

“Seis pacientes cumplieron los requisitos para la administración del suero híper-inmune, de los cuales uno se recuperó por completo y fue dado de alta médica; cuatro continúan en franca mejoría en salas de internación, y el restante se encuentra en cuidados intensivos, ya que recientemente se le aplicó el tratamiento”, acentuó.

Pacientes tratados

Para finalizar, Gutiérrez indicó que en el HIEF se atendieron  un total de 429 pacientes, de los cuales 37 requirieron ingresar al servicio de Unidad de Terapia Intensiva para ser mejor controlados y asistidos.

Asimismo, 14 necesitaron respiratoria mecánica y que “de esos 37 pacientes, 12 precisaron el tratamiento de plasma de convalecientes, con un 99% de efectividad y resolución del cuadro clínico, desde el mes de junio del 2020 al mes de febrero de este año”.

En esa línea, se puso de resalto la atención sanitaria que sin pausas se vino brindando desde el día uno de la pandemia y el valioso trabajo del equipo de salud que se desempeña en dicho nosocomio público que depende del Estado formoseño.