Cosenza: “El sector hotelero ha sido de gran ayuda para contener la pandemia”

Compartir

El Subsecretario de Desarrollo Económico, Horacio Punky Cosenza, se refirió al trabajo que se viene realizando desde el Gobierno Provincial para contener la propagación de la pandemia y sus efectos, donde uno de los pilares fue el sistema de ingreso ordenado y administrado, que aún continúa vigente y en el cual también intervienen actores privados.

«En Formosa se han establecido los conocidos CAP, centros de alojamiento preventivo, pero también se han mantenido reuniones con el sector hotelero de las distintas localidades, llegando a contratar los servicios de 23 hoteles en todo el territorio provincial, así como servicios anexos de provisión de comida, lo cual ha servido para dar respuesta a una necesidad sanitaria pero también como paliativo para las empresas de este rubro que se reestructuraron y pudieron seguir en funcionamiento», explicó.

Los establecimientos contratados se transformaron para asistir, bajo estricto protocolo, los operativos de regreso a casa de los residentes que se encontraban fuera y posteriormente, a medida que se fueron detectando casos positivos también, a contactos estrechos de los mismos.

«Ha sido importante la predisposición del sector turístico, que incluye a hoteleros y gastronómicos, para adecuarse a esta nueva situación, que ha sido también una forma de cubrir al menos los costos mínimos de algunos lugares, sumados a otras acciones desde el Gobierno Nacional como los ATP, financiamientos, etcétera «, consideró Cosenza.

Se trata de una situación impensada para los trabajadores hoteleros, que tuvieron que contener a las personas dentro de las habitaciones sin tener contacto con nadie, cuidando muchos detalles para no generar riesgos.

De acuerdo con las necesidades específicas, se diseñaron los protocolos de atención, que en todos los casos prevén, entre otros aspectos, desinfecciones individuales de los cuartos una vez que la persona desocupa la habitación y una desinfección especial en los frentes y veredas de los establecimientos.

Además del personal de salud, apostado en algunos casos de forma permanente, hay designado personal de seguridad y de acompañamiento psicológico para intentar colaborar en la atención de situaciones especiales de cada una de las personas que se encuentran en aislamiento.

Los resultados de estas políticas permitieron que se puedan modificar y flexibilizar, incluyendo actualmente la posibilidad de realizar una cuarentena domiciliaria, cuando la situación lo amerite. 

“Se contactó a todos sin distinción, y se han constituido en aliados frente a esta difícil situación que atravesamos, valoramos el esfuerzo que han hecho al poner a disposición del sistema de salud su personal, estructura y servicios”, concluyó el funcionario.