COVID-19: Acciones sanitarias desplegadas en el barrio Liborsi

Compartir

El CAS de la EPEP N° 445 completó su capacidad

La doctora Lorena Díaz, directora del Centro de Salud del barrio Liborsi y responsable sanitaria de los CAS (Centro de Atención Sanitaria) del Círculo de Suboficiales y la EPEP N°445, informó que las camas de la escuela “están todas ocupadas y el 90% de las personas presentan síntomas leves de la enfermedad”.

En este sentido, comentó cuáles son las actividades que se realizan en estos centros, ya que para que el lugar funcione se necesitan no solo camas y elementos para el alojamiento de los pacientes, sino también personal capacitado para cuidar y atender a las personas aisladas.

“La enfermería trabaja las 24 horas en turnos rotativos y guardia permanente, los controles médicos son por la mañana y por la tarde. El trabajo de un enfermero o enfermera es controlar los signos vitales de cada paciente, su frecuencia cardíaca, la saturación de oxígeno, frecuencia respiratoria, y en caso de que se necesite, pueden hacer una vía o nebulización con oxígeno”, explicó.

Asimismo, señaló la doctora que si un caso muestra desmejoría y el paciente requiere de laboratorio o placa radiográfica, los estudios son solicitados “y viene el equipo hasta el CAS, luego los resultados son evaluados y dependiendo de los resultados pueden ser tratados con suero equino u otro tipo de tratamiento o trasladados a un hospital”.

Hisopados en el Liborsi

Por otra parte, comentó que la realización de hisopados no cesan, “realizamos los hisopados de lunes a lunes, el horario es de mañana y tarde. Se entregan 80 números para una mejor organización”.

Las personas son diferenciadas en “consultas espontáneas o contactos estrechos” y las filas se dividen para los diferentes casos.

“Los contactos estrechos deben permanecer en sus domicilios por diez días y hacerse los hisopados al día 5 y al día 10, además separamos a los pacientes que tienen síntomas para poder tratar el diagnóstico”, añadió Díaz.

Por último, contó que los estudios “espontáneos” son procesados en el laboratorio del Centro de Salud del barrio La Nueva Formosa, y “contactos estrechos”, al laboratorio de El Pucú.