Compartir

En el marco de la Campaña Provincial de Vacunación contra el COVID-19, este sábado se llevaron a cabo nuevos operativos sanitarios que abarcaron a las localidades Bajo Hondo, La Libertad, Lamadrid, Fortín Pilcomayo, Guadalcazar, Río Muerto, Puerto Irigoyen, Laguna Yema, Pozo del Mortero, Sumayén, Los Chiriguanos y el Simbolar.

Recibieron la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus las personas de las clases 1977 a 2003. Es decir, que se avanzó hasta la franja etaria de jóvenes de hasta 18 años.

Este logro, es fruto de la planificación hecha por el Gobierno de Formosa, que a través del Ministerio de Desarrollo Humano y demás organismos, coordinan esta estrategia fundamental que busca proteger la salud y la vida frente al peligro que representa la pandemia de coronavirus.

Como en anteriores campañas, el arribo del operativo en La Libertad, comunidad que se encuentra ubicada en el centro oeste provincial, nuevamente se vivió con mucha alegría y satisfacción por parte de sus habitantes.

La sede de la vacunación fue la EPEP N° 190 “Juan Carlos Salvador Cardozo”, donde además concurrían los habitantes de Lamadrid, Guadalcázar, Río Muerto y Puerto Irigoyen, así lo confirmó a AGENFOR el delegado zonal del Ministerio de Cultura y Educación de Río Muerto, Néstor Paz.

Por su parte, el director de Educación Primaria, el profesor Juan Ignacio Meza, destacó a esta Agencia “la decisión política del gobernador Gildo Insfrán de llevar la vacuna a todos los rincones de la geografía provincial”, marcando que el progreso acelerado de la vacunación en la provincia “ya está dando sus primeros resultados”.

Esto es en referencia al descenso de contagios, según los indicadores epidemiológicos, refiriendo en ese orden que ello permite ir pensando en el próximo retorno de la presencialidad, pero dejando en claro que “está sujeto a la evolución sanitaria en cada jurisdicción”.

Acotó el funcionario que “principalmente se proyecta el regreso a las aulas en zonas rurales”, lo que a su vez “despierta una gran ansiedad en los padres” en que sus hijos concurran a la escuela.

Más allá de que, la educación en Formosa, a través de la modalidad a distancia y con esfuerzos de los docentes, se siguió brindando a los alumnos y alumnas de los distintos niveles educativos.

Meza, al recorrer esa zona del interior, junto con el delegado zonal, además ponderó “la gran cantidad de techos azules con edificios impecables”  construidos por el Modelo Formoseño.

“Con todas las ganas de volver a la escuela y encontrarnos con nuestros niños y niñas”, expresó a la Agencia a su turno una docente del Paraje La Zanja, que se encuentra a 15 kilómetros de La Libertad, quien estuvo colaborando con la campaña.

Feliz, Juana Paula, vecina de Pozo del Mortero, dijo a AGENFOR tras inmunizarse: “Estaba esperando hace tiempo la vacuna porque esto me da más seguridad” además de contar que se sentía aún más contenta porque “fue mi enfermero quien me aplicó la dosis”.

Por ello, enalteció el trabajo que viene llevando adelante el personal de salud.  “Desde mi familia estamos agradecidos por todo lo que hacen” para proteger la salud y la vida, distinguió la mujer.

En Los Chirigüanos, con mucha expectativa también concurrieron quienes estaban convocados a vacunarse en esa localidad, que tuvo como centro vacunatorio el Polideportivo Municipal.

Teniendo en cuenta que cerca de 1.300 personas esperaban inmunizar en la jornada, que comprendían las clases ’77 a 2003, desde la organización distribuyeron sillas en el tinglado, separadas un metro y medio de distancia, cumpliendo con los protocolos sanitarios vigente.

Lo mismo que al ingresar al lugar, voluntarios por la salud y la vida, colocaban el alcohol en gel en las manos y entregaban un número para organizar la registración y posterior inmunización de las personas.

Antonio Caldera, intendente municipal, en contacto con Agenfor,  agradeció especialmente al Gobernador “por enviar las vacunas para todos los chiriguanenses así como a los pueblos de todo el oeste provincial”.