Crocci dio un esperanzador mensaje a los formoseños y formoseñas en esta Navidad

Compartir

Reivindicándolo como un tiempo de paz y de Fe, renovado por el nacimiento del Niño Jesús y que requiere más que nunca de pensar en el otro como un sublime gesto de amor

El Subsecretario de Coordinación y Control, a cargo del  Ministerio de Desarrollo Humano, Dr. Edgar Abel Crocci, dio un sentido mensaje e hizo llegar un afectuoso saludo a todos los formoseños y formoseñas, en el marco de la tradicional celebración navideña.

“A todas las familias de esta hermosa tierra, les doy mi más sincero y cálido saludo en esta Navidad especial, que nos toca vivir, al igual que les sucede hoy, a otras personas en todas partes del mundo”, dijo.

“Como cristiano, deseo profundamente que, más que nunca, reciban al Niño Jesús en sus corazones y que levantando la mirada al cielo se llenen de Fe para seguir dando y compartiendo con nuestros semejantes, lo mejor que cada uno de nosotros somos y tenemos”, expresó.

Se refirió de manera particular a todas aquellas personas que no pueden reunirse físicamente con sus seres queridos, por motivos de distancia; recordándoles que “cuidarnos y cuidar a nuestros afectos, es también un gesto noble de amor y necesario en esta Navidad. Hoy abracemos con el alma, porque es en definitiva lo que vale y aprovechemos los recursos que nos da la tecnología para vernos y acercarnos, cuando no podemos hacerlo en persona”.

“Como cada 25 de diciembre, la llegada del Niño de Belén viene a renovar, en nosotros, un tiempo de paz, de reflexión. Esta vez, también de pensar en lo mucho que alcanzamos con responsabilidad, humildad, tenacidad, mesura y sabiduría. En la necesidad de querernos y de cuidarnos, respetando en todo momento al otro, antes que nada”.

A los trabajadores sanitarios y al gran equipo de la salud pública provincial les recordó que “el año está llegando a su fin, pero el desafío aún no ha terminado”. Y recalcó que “los logros fueron muchos a pesar de la adversidad. Con el rumbo marcado por nuestro gobernador, el Dr. Gildo Insfrán y junto a la comunidad, venimos manteniendo un estatus sanitario, en el que entre todos honramos el valor y la esencia de la vida. Eso también es celebrar la Navidad”.

“Sabemos que juntos, unidos y solidarios tendremos a la Formosa que siempre anhelamos y protegimos. Que la luz del Divino Niño Jesús nos envuelva,  proteja y nos llene de amor. Compañeros y hermanos formoseños, que pasemos todos y todas una Feliz Navidad”, culminó.