Compartir

El licenciado en Economía Jorge De Vido se refirió a la reunión que el ministro de Hacienda de la Nación, Hernán Lacunza, mantuvo con los referentes económicos de Alberto Fernández, marcando que “el mercado ya da por descontado que el Gobierno de Mauricio Macri se está yendo”.

Al efectuar un pormenorizado análisis sobre los dos modelos económicos, el de Macri y el de Fernández, apuntó que “hay muchísimas diferencias de fondo”, marcando que la gestión macrista impuso “la apertura comercial, el endeudamiento, la entrada y salida de capitales sin ningún tipo de control y el libre mercado cambiario, donde cualquiera puede venir y comprar la cantidad de millones de dólares que quiera”.

“Hay diferencias muy profundas en los equipos económicos, sobre todo en dejar libremente la fuga de capitales, como lo hace Macri”, diferenció el economista.

Hizo notar que “se puede estar de acuerdo ahora en la coyuntura hasta octubre y diciembre en cómo contener esta situación económica porque el mercado ya da por descontado que el Gobierno de Macri se está yendo”.

“Habrá que ver qué puntos en común hay de acá al 27 de octubre y de ahí hasta diciembre de este año, cuando seguramente y si todo sigue como está se produzca un cambio de Gobierno”, manifestó De Vido.

Impacto en provincias

A su vez, advirtió que las medidas que lanzó el Gobierno Nacional la semana pasada “tienen un costo fiscal muy alto, son políticas fiscales que tienen un impacto en la recaudación y la coparticipación que reciben las provincias”.

“Es por ello que se reunió la gran mayoría de los gobernadores, entre ellos el formoseño Gildo Insfrán, ya que sólo faltaron los radicales y los de Cambiemos, para analizar el impacto que estas medidas van a tener en las arcas provinciales, en momentos muy difíciles para muchísimas provincias, como por ejemplo Chubut, que no está pagando los sueldos”, acentuó.

Puntualizó que “se habla de un impacto en las cuentas provinciales de, por lo menos, $40 mil a $60 mil millones, es decir, es muy importante el dinero que van a dejar de recibir las provincias en concepto de coparticipación, la cual además todos los meses viene por debajo de la inflación y en términos reales va bajando”.

Reprochó en ese sentido que “este tipo de políticas que las largan desde el Gobierno Nacional en forma indiscriminada y a última hora tienen su costado fiscal”.

Asimismo, De Vido alertó que “lo otro preocupante es si estas medidas se consultaron o no con el Fondo Monetario Internacional (FMI) porque abiertamente van en contra del ajuste que pedía el organismo multilateral y hoy el Fondo, nos guste o no, compartamos o no, es el respirador automático que tiene esta economía”.

“Muchos hablan de que la salida del ahora ex ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se da en desacuerdo con estas medidas porque van en contra del acuerdo con el FMI, ya que él era la cara de ese convenio por parte del Gobierno argentino”, remarcó.

Finalmente, recalcó que “es preocupante porque hubo un comunicado muy escueto del FMI, por lo que sería muy alarmante que el Fondo le quite el apoyo al Gobierno Nacional, ya que sin dudas sería el golpe de gracia que recibiría nuestra economía”.