Compartir

La Subsecretaría de Defensa al Consumidor y Usuario fiscalizó más de 90 comercios de la ciudad capital, dedicados al rubro gastronómico durante el último fin de semana y logró observar un efectivo cumplimiento del protocolo establecido por el Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19.

 Las actuaciones se realizaron de manera coordinada entre la Subsecretaría de Defensa al Consumidor y Usuario, la Dirección de Bromatología de la Municipalidad y efectivos de la Policía de Formosa. Con el objetivo de cuidar la salud y el derecho de todos los formoseños, a consumir productos alimenticios sanos en condiciones e inocuas, como así también reactivar la economía de este sector de trabajadores, poniendo a su disposición todas las condiciones necesarias por parte del Gobierno de la Provincia.

En esta segunda etapa los comercios, brindaron sus servicios durante los 3 días del fin de semana en un horario más extensivo que en la primera etapa, la atención fue de 7 de la mañana hasta las 01 de la madrugada, medida que representa para los comerciantes una posibilidad de incrementar sus ingresos.

Luego de que comerciantes y consumidores respetaran el protocolo durante la primera prueba, las autoridades permitieron a los comerciantes ubicar mesas y sillas en las plazoletas de las Av. 25 de Mayo, 9 de Julio y González Lelong, lo que significó poder recibir a una mayor cantidad de clientes sin alterar el distanciamiento.

Resultados

Desde la Subsecretaría de Defensa al Consumidor y Usuario, dieron a conocer que cada una de las noches se conformaron 4 grupos de 3 fiscalizadores cada uno, para relevar un total de 30 a 32 comercios por vez.  En total se fiscalizaron en promedio 90 comercios de la zona céntrica y alrededores. Se observaron faltas en 35 de ellos, resultado de las tres noches en total y de las cuales 11 se debieron a la falta de habilitación municipal.  Las irregularidades más recurrentes se encuentran en comercios alejados de la zona céntrica.

Recomendación

A su vez desde el organismo de control, instaron a respetar el protocolo sanitario establecido para la reapertura de bares y restaurantes con el fin de preservar así la posibilidad de la atención al público, cuidando la salud de todos los ciudadanos.

Algunos aspectos establecidos por el protocolo son: los comercios deben contar con termómetro digital, alcohol diluido al 70%, alfombra sanitizante, planilla de reservas de turnos previos, cartelería de higiene de manos, cartelería de síntomas del Covid-19, cartelería de medidas de prevención del Covid-19, disposición de mesas con distancia de 2 mts, mozos deben contar con barbijos correctamente colocados, cocineros deben, tener todos los elementos de protección y desinfección, habilitación municipal correspondiente.