Dengue: a lo largo de la semana intensifican las tareas preventivas

Compartir

En toda la provincia enseñan a los vecinos las medidas claves para evitar la reproducción de los mosquitos y su presencia en el ambiente

Las brigadas sanitarias del ministerio de Desarrollo Humano, abocadas a la prevención del dengue, siguen trabajando de manera ininterrumpida en todo el territorio de la provincia para difundir e instruir, a la población, sobre las medidas que deben cumplirse diariamente para prevenir el dengue.

Los mensajes de concientización se centran principalmente en la eliminación de recipientes que puedan transformarse en criaderos de mosquitos, en el uso correcto del larvicida y el uso del repelente para evitar las picaduras.

En el transcurso de la semana, los operadores trabajaron en el interior en barrios de las localidades de Pirané, El Colorado, Clorinda, Las Lomitas, Laguna Blanca e Ingeniero Juárez.

En tanto que, en la ciudad capital, hicieron lo propio en los barrios: Venezuela, Santa Rosa, Juan Manuel de Rosas, La Paz, 12 de Octubre, Federación, El Palmar, Vial, Itatí I y II, San Andrés, Villa Lourdes, Sagrado Corazón de Jesús, El Porvenir, 1 de Mayo, Antenor Gauna, La Estrella, Emilio Tomás, San Isidro y La Floresta.

El responsable del Departamento de Control de Vectores y Zoonosis, refirió al respecto que el trabajo “es barrial, mediante visitas casa por casa”, donde explican a los vecinos con demostraciones prácticas sobre las medidas que deben cumplirse para evitar la enfermedad.

Las labores implican también el control de focos, es decir, de los recipientes donde usualmente se alojan los mosquitos para poner sus huevos y reproducirse.

“Estos suelen ser los reservorios de agua (tanques, cisternas, aljibes, cántaros) y cualquier objeto que tenga forma ahuecada, donde pueda acumularse agua limpia quieta como, por ejemplo, los floreros, baldes de desagotes, comederos y bebederos de mascotas, etc”. 

Comentó que, los brigadistas revisan cada rincón de las viviendas, especialmente los patios y les muestran a las familias como tienen que aplicar el larvicida en cada recipiente para matar las larvas y evitar así que el mosquito llegue a su fase adulta que es cuando pica y transmite la enfermedad.

“Les enseñan cómo debe hacerse la aplicación y cada cuánto tiempo, para que ellos puedan continuar haciéndolo solos, de una manera correcta para lograr su mayor efectividad”, aseveró.

Uso del larvicida

El larvicida Bacivec es un insecticida biológico específico para el control de larvas del mosquito Aedes aegypti. Es elaborado por el laboratorio formoseño Laformed, bajo una fórmula no tóxica para el medio ambiente. Se entrega a la comunidad de manera gratuita, sin costo alguno.

Es totalmente inocuo y no cambia el sabor, olor o color del agua. No causa ningún tipo de daño, ni está contraindicado para humanos ni para otras formas de vida (mariposas, abejas, pájaros, peces, plantas).

Se aconseja su utilización cuando el agua de algún recipiente no puede ser desechada o cambiada. Esto ocurre, por ejemplo, con el agua de lluvia o de red que se junta para consumo humano en cántaros, tanques, aljibes, cisternas y otros similares.

Debe aplicarse siempre en forma de gotas y nunca a chorros, una vez por semana con carácter preventivo y repetir su aplicación de cada lluvia. En los tanques de agua con capacidad de 1000 litros deben colocarse 40 gotas bien distribuidas. En los aljibes 40 gotas esparcidas en la superficie del agua. En los bebederos de animales 3 gotas. En los floreros 1 gota en el centro. En las cubetas de dispenser 2 gotas bien separadas.

En las rejillas de patio deben colocarse 2 gotas bien distribuidas. En las canaletas 1 gota cada 30 cm. En las cubiertas (ruedas), dependiendo de la posición en la que se encuentran, deben aplicarse 3 gotas si están de manera vertical y 6 gotas si están de modo horizontal. En tanto, que en las piletas de lona de aproximadamente 3 mil litros deben aplicarse entre 30 y 40 gotas bien diseminadas en la superficie.