Compartir

Desde el ministerio de Desarrollo Humano se informó que para la jornada del miércoles está programado un día más de las tareas que vienen teniendo lugar en el marco de la campaña provincial contra el vector del dengue, y que paralelamente se extiende a evitar la fiebre chikungunya y el zika.

De este modo, las actividades planificadas tendrán lugar en las casas de los barrios: República Argentina, Eva Perón, San Martín, Villa del Carmen, Lote 111, Itatí I y II, San Antonio I y II, Lisbel Rivira, Urbanización España, Evita, San Juan I y II, 2 de Abril, La Paz, Juan Manuel de Rosas, Ibirá Pitá, Timbó I, Federación, Venezuela, Independencia, Don Bosco, San José Obrero, San Pío X, Lote 4, Villa Jardín, Bernardino Rivadavia, Lote 15, Villa Hermosa, San Miguel, Militar, Independencia, Emilio Tomás, El Resguardo, La Floresta, Villa Belgrano, Villa Lourdes, San Agustín, Vial y Fleming.

En los puntos mencionados se efectuarán rociados y fumigaciones en el interior de las viviendas, patios y espacios circundantes. Asimismo,  en los lugares públicos y espacios verdes recorridos el trabajo será complementado por medio de máquinas pesadas transportadas en vehículos, motomochilas y termonieblas.

Las acciones técnicas de los brigadistas serán acompañadas con un fuerte diálogo comunitario, a través del cual se concientizará a los vecinos sobre las medidas de prevención que deben cumplimentarse diariamente en las casas. Se entregarán además materiales gráficos educativos con consejos acerca de hábitos saludables importantes necesarios de ponerse en práctica y se suministrarán repelentes y larvicidas.

Por otra parte, se informa que si se presentaran contingencias climáticas que puedan obstaculizar el normal desarrollo de las actividades en el transcurso de la jornada, el cronograma dispuesto podría ser alterado. En tal caso, las acciones serán nuevamente reprogramadas para que el trabajo se realice en días posteriores, lo que se informará oportunamente a la comunidad.

Se reitera a la población que esta campaña apunta especialmente a la eliminación de los criaderos del mosquito Aedes aegypti, vector del dengue, zika y chikungunya. Si evitamos los criaderos y la reproducción de este insecto, estaremos evitando dichas enfermedades.

Consejos

Desde la cartera de Salud de la provincia se insta a los vecinos a acentuar las medidas preventivas domiciliarias durante los días lluviosos y con alta humedad. Esto se debe a que el insecto vector del dengue se aloja en espacios que forman paredes y que acumulan agua limpia estancada, aunque fuera en muy poca cantidad.

Para evitar la presencia de mosquitos resulta fundamental eliminar los objetos en desuso de cualquier tamaño –grande o pequeño-  y tapar los restantes como tanques, cisternas o cualquier depósito de agua, donde el mosquito pueda vivir y reproducirse.

Es necesario eliminar de las casas, patios y alrededores recipientes como: latas, botellas, neumáticos, bidones, partes de juguetes, además de cualquier otro objeto que forme paredes adonde pudiera acumularse agua. También deben tratarse adecuadamente envases  como: baldes, palanganas, tachos y otros que se utilizan a diario, los cuales deben ser tapados herméticamente o colocados boca abajo o bajo techo.

Además, los patios, jardines y terrenos baldíos deben igualmente mantenerse limpios y desmalezados. Las canaletas, techos y sumideros deben limpiarse con frecuencia arrojándoles agua caliente y quitándoles las basuras. También corresponde que se limpien diariamente los bebederos de mascotas y animales domésticos, fregando o cepillando las paredes y renovando su agua. Las macetas y  portamacetas deben tener un buen drenaje para no juntar agua, y los floreros deben ser enjuagados cambiándose el agua cada día.

Por su parte, en horas de mayor actividad de los mosquitos (amanecer y atardecer) las puertas y ventanas de las viviendas deben permanecer cerradas o protegidas con telas mosqueras para evitar el ingreso de estos insectos. Mientras que el cuerpo debe ser protegido con ropas de mangas y botamangas largas, y con la aplicación de repelente sobre la piel expuesta cada dos o tres horas y para evitar las picaduras de los mosquitos, sobre todo cuando se permanece al aire libre.