Compartir

Ingeniero Juárez, Las Lomitas, Los Chiriguanos, Clorinda, Laguna Blanca y General Güemes serán las localidades donde trabajarán las brigadas sanitarias

Este miércoles, en el marco de la campaña contra el vector del dengue, zika y chikungunya que se realiza de manera ininterrumpida, se estarán realizando tareas preventivas en seis localidades del interior provincial de manera simultánea.

Es así, que las brigadas sanitarias llevarán fumigaciones espaciales y domiciliarias, entrega de repelentes, descacharrizado y material gráfico informativo en los hogares formoseños.

Entre las recomendaciones para evitar al aedesaegypti, desde la cartera de salud recuerdan que los mosquitos hembras depositan sus huevos en las paredes de diferentes recipientes que pueden ser pequeños o grandes, artificiales o naturales. Por esto es fundamental practicar el descacharrado para evitar posibles criaderos.

El mosquito Aedes Aegypti actúa como vector, es decir, como transmisor del virus productor de la enfermedad. El mosquito adquiere el virus al picar a una persona enferma. De esta manera, cada vez que pique a una persona, estará transmitiendo la enfermedad. Así continúa la cadena de propagación.

El contagio sólo se produce por la picadura de mosquitos infectados, no se transmite de persona a persona, a través de los animales, ni de objetos. Con excepción del Zika, que además se transmite a través de relaciones sexuales.

La propagación del Dengue, Chikungunya y Zika depende de la presencia del mosquito transmisor, por eso, en necesario tener en cuenta las medidas de prevención.

Prevención

Como no existen vacunas que prevengan estas enfermedades, la medida más importante es la prevención, principalmente eliminando todos los criaderos de mosquitos, es decir, todos los recipientes que contienen o pueden acumular agua, tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.

Mantener los ambientes libres de mosquitos utilizando espirales, pastillas o insecticidas, siguiendo siempre las recomendaciones del fabricante.

Colocar, en la medida de lo posible, telas metálicas o tejidos mosquiteros en puertas y ventanas.

Vaciar baldes y latas para no acumular agua en ellos. El Aedes aegypti deposita sus huevos en cualquier recipiente pequeño, artificial y con paredes lisas que puedan acumular agua. Tapar las botellas con o sin agua. Poner bajo techo las cubiertas de neumáticos.

Mantener tapados los tanques de agua. Limpiar diariamente los bebederos de animales (vaciarlos, cepillarlos y volverlos a llenar).