Compartir

Con recorridas casa por casa para el control de focos, concientización e instrucciones para fortalecer la prevención

En el marco de la intensiva campaña contra el dengue que se viene implementando en todo el territorio, en estos días, los operativos implementados por las brigadas sanitarias del Ministerio de Desarrollo Humano tuvieron lugar en diferentes zonas de la provincia.

Los variados trabajos apuntan a evitar la presencia del mosquito Aedes aegypti en el ambiente. Para ello, se despliegan múltiples estrategias de prevención que incluyen además de las medidas, el diálogo con los vecinos para concientizarlos sobre la importancia de cumplir, diariamente, con los cuidados en el domicilio.

Las actividades incluyen visitas, casa por casa, con recomendaciones sobre la prevención, entrega de repelentes y larvicidas. Charlas y explicaciones prácticas para detallar “el uso correcto, tanto del repelente como del larvicida. Cómo debe aplicarse cada uno, dónde, cuándo y con qué frecuencia deben ser utilizados”, señalaron los referentes de las brigadas sanitarias a cargo.

Durante esta semana, las brigadas fortalecieron las labores en distintos barrios de las localidades de Pirané, El Colorado, Clorinda, Las Lomitas, Laguna Blanca e Ingeniero Juárez; que se sumaron a la visita de las casas de los barrios de la capital provincial.

Esto incluyó el repaso de los cuidados diarios que deben hacer las familias, tanto en las casas como en los alrededores, haciendo hincapié en la eliminación y el tratamiento adecuado de los recipientes que tienen forma ahuecada y que puedan acumular agua en su interior, para evitar así los criaderos de mosquitos y su reproducción.

“Reforzamos la utilización del larvicida Basivec en los recipientes que se usan para juntar agua (tanques, aljibes, cisternas, cántaros) y otros, que por diversos motivos no pueden eliminarse ni taparse totalmente, recordando que debe aplicarse en forma de gotas, de acuerdo al tamaño del recipiente”.

“Insistimos en que es muy efectivo para matar a las larvas de los mosquitos e impedir que lleguen a su forma adulta, que es cuando pican y actúan como vector de la enfermedad del dengue”, detallaron los brigadistas a cargo.

Sobre lo anterior, mencionaron que al igual que el repelente, el larvicida se entrega a los vecinos “de manera gratuita” y que, cada entrega, va acompañada de todas las instrucciones necesarias “para su uso correcto y efectivo”. 

Concientización

Desde el departamento de Vectores y Zoonosis de la cartera de salud provincial, recuerdan a la comunidad que “la clave en la prevención del dengue” es “trabajar entre todos, cumpliendo cada uno y en familia, con las medidas preventivas difundidas”.

Si bien, los brigadistas recorren las viviendas para hacer las fumigaciones, y se concretan asimismo los rociados en espacios públicos por medio de vehículos que recorren las calles, “debemos tener presente que estas acciones solo matan al mosquito en su fase adulta”, aclararon.

Por lo tanto, “es fundamental” tomarse un momento del día para revisar la casa, recorrer el patio y mirar cada rincón, eliminar los recipientes o taparlos adecuadamente, según el uso que tengan. “Usar el larvicida en los casos necesario, siguiendo las instrucciones recomendadas  y aplicarse el repelente cada dos o tres horas, para evitar las picaduras. La responsabilidad es de todos”, exhortaron.