Denuncian la “discriminación nacional” al no ayudar a afectados por crecida del Pilcomayo

Compartir

Las graves consecuencias que dejó en nuestro territorio la última crecida del Río Pilcomayo, llevó a que la Defensoría del Pueblo dispusiera acciones conjuntas con la Unidad Provincial Coordinadora del Agua, toda vez que se insistió ante las esferas nacionales de la necesidad para llevar a cabo una planificación de acciones técnicas de carácter hídrico y de la que participen las provincias afectadas, Formosa, Salta y Jujuy.

La Defensoría explico que “ante el ultimo escenario que dejo la crecida del río Pilcomayo, entre ellos se propuso la reactivación de varios paleocauses que se encontraban inactivos hace años y se denunció los graves daños ambientales, productivos y sociales en la zona de crecida”.

En esta línea de trabajo el ministerio de Relaciones Exteriores y Culto notificó a través del subsecretario de Asuntos de América, Leopoldo Sahores que la Secretaria de Recursos Hídricos, así como nuestra embajada en el Paraguay han tomado cartas en el asunto.

Desde el Organismo de la Constitución se señaló que el “Consejo Hídrico Federal” (COHIFE) creado por el Decreto 1.142/2.003 cuerpo integrado por las Autoridades Hídricas de las Provincias y la Secretaria de Recursos Hídricos de la Nación, debería cumplir con sus objetivos que no son otros que los de concertar los lineamientos que integran los aspectos socioeconómicos y ambientales de la gestión de los recursos hídricos, con el objeto de lograr un aprovechamiento racional, equitativo  y sustentable del agua en un marco federal”.

El Ombudsman José Leonardo Gialluca señaló que “en estos ámbitos participativos que han sido conseguidos para dotar al país de una política de estado en materias de recursos hídricos, basada en un consenso que asegure su continuidad, a partir de un trabajo conjunto entre el Gobierno Nacional y las provincias, respetando los intereses locales, regionales y nacionales en la materia; es donde se debe en la actualidad abordar las millonarias pérdidas causadas en las 900 mil hectáreas afectadas por la extraordinaria crecida del río Pilcomayo que produjo el desborde de Bañado la Estrella y riachos en los primeros meses del año”.

Se recordó que “el Gobierno Provincial decreto la emergencia agropecuaria y por ello entendemos que el Gobierno Nacional debe transferir los fondos necesarios ya que la provincia con recursos propios viene dándole pelea a la emergencia y asistiendo a los productores afectados, demás está decir que la eliminación del ministerio de Agroindustria y su rebaje  a Secretaria, “es otro gravísimo error que impacta negativamente en todos los pobladores afectados por la crecida”.

En este sentido de la actuación Nº 49/18 del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, se corrió traslado tanto al subsecretario de Producción Sustentable Alejandro García y también al titular de la UPCA,   Horacio Zambon, “pues lo que pretendemos Institucionalmente es no solamente la defensa sobre las aguas del río Pilcomayo, sino también que el Gobierno Nacional asista a los productores damnificados como se lo ha hecho en las provincias del Chaco y Corrientes”.

Propuso el Defensor que “en esto tenemos que estar todos los formoseños unidos y no haciendo política partidaria pues lo que está en juego son los sectores ganaderos de Ramón Lista, Bermejo, Patiño, Pirané, Pilcomayo y Formosa con pérdidas de unas 220 mil cabezas bobinas más la apicultura en la cual más de 80 productores fueron damnificados y también sumamos al sector agrícola que tuvo obviamente sus pérdidas, a partir de estas respuestas instamos a que las distintas esferas competentes del Gobierno Nacional se contacten cuanto antes con nuestros funcionarios provinciales para poder superar estas diferencias y hacer que se cumpla la Ley, puesto que hasta el día de hoy los recursos previstos no llegan para los sectores antes citados”.