Compartir

La comunidad del barrio Toba de Ingeniero Juárez se pronuncio en a favor de  la separación de la directora y docentes de la Escuela 440 que preventivamente dispuso el ministerio de Cultura y Educación, ya que advierten era un pedido desde hace muchos años en “resguardo de la educación y futuro de nuestros niños”.

Al mismo tiempo, y de acuerdo a lo expresado por el presidente de la asociación civil del barrio Toba de Ingeniero Juárez, Juan Segundo, “rechazamos las falacias que se promociona a través de una dirigente gremial Patiño que viene a defender a delincuentes que toman la escuela y encierran con llave a los chicos, muy diferente a los padres que amparamos la educación de nuestros niños”.

“Hace mucho tiempo que nosotros los de esta comunidad venimos planteando a las autoridades sobre las anormalidades preocupantes en la escuela”, expone Segundo, añadiendo que “las autoridades por fin se hicieron eco de los reclamos, sobre todo en el sistema de aprendizaje de los niños, quienes se reciben con grandes dificultades para leer y escribir, hasta contar le cuesta. Es un tema muy delicado y es algo que no podemos permitir continúe, ya que esta el futuro de muchas criaturas”.

Conto que “mientras se construía la escuela nueva los niños tenían clases en la iglesia, y allí algunos docentes dejaban prácticamente solo con la MEMA a los chicos. Yo vivo a un paso de donde funcionaba la escuela y veía todo esto que se daba desde hace mucho tiempo”. Expuso que “pensábamos que la cosa iba a cambiar con el edificio nuevo, que tiene Internet, aire acondicionado y todas las comodidades, pero todo siguió igual, y ahora viene una gremialista de Formosa y nos tilda de patoteros por defender la educación de nuestros hijos”.

Insistió en que “a diferencia de nuestro pueblo donde todos nos conocemos, esta mujer sin saber nada de nosotros afirma que somos violentos, y jamás atropellaremos a nadie, menos a la institución escolar. Es más, estuvimos muchos años haciendo reclamos pacíficos y por la vía del dialogo, y ahora que la directora que estaba que no tenía la capacidad para ejercer la conducción fue separada, salen diciendo que ellos dentro de ese clan que han armado elegirán a la directora, impidiendo que la designada pudiera ingresar a la institución. Le gritaban de todo, y los chicos como testigos de toda esta lamentable situación”.

Segundo esclareció diciendo que “estas cuatro maestras no pueden movilizar a nadie en la comunidad, es mas todo en el barrio Toba estamos muy molestos con estas mujeres que tomaron el edificio educativo impidiendo el normal desarrollo de las clases. Como puede ser que las propias maestras armen un clan de violentas y tomen el edificio escolar encerrando a los chicos bajo llave, repudiable en todo sentido”.

Faltando a la verdad

Expuso que “esta gente que viene de otro lado como esa señora Nilda Patiño y arma todo, hasta los comunicados de prensa faltando a la verdad, diciendo las cosas totalmente al revés de lo que está sucediendo desde hace mas de tres años, un largo tiempo que venimos aguantando tantos atropellos”

Opino que “el ministerio de Educación por fin tomo las medidas que correspondía, hicieron lo que pedíamos en la comunidad, es algo que nos pone muy contentos. Y nosotros acompañamos que se separe del cargo a estas maestras y, a la gente que no es de acá, le decimos que no somos pandilleros ni patoteros, solo defendemos la educación de nuestros hijos”.

Concluyo diciendo que “mientras nosotros defendemos los derechos de nuestros hijos esta Patiño protege a delincuentes, incita a la violencia en nuestra comunidad, por más que digan todo lo contrario y con panfletos mientan diciendo que se movilizara la comunidad, y si lo hace es para festejar que estas maestras ya no regresaran a la escuela”.