Compartir

Se suprime la vacuna Sabin Oral y se aplicará solamente la vacuna Salk con 3 dosis antes del año de vida y una dosis de refuerzo en la edad del ingreso escolar

El gobierno de la provincia de Formosa a través del ministerio de Desarrollo Humano dio a conocer a la comunidad que a partir de este lunes 1 de junio estará vigente el nuevo esquema de vacunación contra la poliomielitis, el cual tendrá a la vacuna Salk inyectable como única para prevenir la enfermedad.

“Estamos frente a un hecho histórico, en el que vamos a dejar de usar la vacuna Sabin Oral que hasta la actualidad se aplicaba junto a la vacuna Salk para prevenir la poliomielitis”, explicó el responsable del Departamento de Inmunizaciones de la cartera de salud provincial, licenciado Julio Arroyo.

Indicó que desde el lunes 1 de junio en la Argentina todas las dosis contra la poliomielitis “serán solamente de la vacuna Salk con un esquema que deberá aplicarse de la siguiente manera: 1º dosis a los 2 meses de vida del niño, 2º dosis a los 4 meses, 3º dosis a los 6 meses, más un refuerzo que se suministrará a la edad del ingreso escolar entre los 5 y 6 años”.

“Por lo tanto, se suprime la dosis que se venía aplicando a los 15 meses y desde ahora tendrá un esquema primario con 3 dosis antes del año de vida y un esquema completo con la 4º dosis que se debe aplicar al ingreso escolar”.

Al respecto, aseguró que desde este mismo lunes, la vacuna estará disponible en todos los vacunatorios, centros de salud y hospitales de la provincia. “Invitamos a todos los padres que se acerquen a vacunar a sus hijos. Fundamentalmente a los padres o adultos responsables de los niños menores de 2 años para iniciar o completar el esquema de esta vacuna”.

Resaltó que como viene ocurriendo en el contexto de la prevención del COVID 19 “la vacunación se hará tomando todos los recaudos necesarios, entre los que se debe respetar el uso del barbijo y el distanciamiento físico solicitado”.

Arroyo destacó que la provincia de Formosa, al igual que el resto del territorio argentino “no reporta casos de poliomielitis desde hace muchos años gracias al empeñado y persistente trabajo que llevan adelante los equipos de vacunadores” que brindan altas coberturas de vacunación alcanzando a toda la población.

Refirió que el último caso de poliomielitis en la Argentina “data del año 1984 y se trató de un niño en la provincia de Salta, lo que demuestra que hace aproximadamente 35 años no se presentan casos de la enfermedad en el país” como resultado de la efectiva vacunación realizada con la aplicación, hasta el momento, de las vacunas Sabin Oral y Salk inyectable, seguras, gratuitas y efectivas para la inmunización tal como lo son las demás vacunas del calendario.

Aprovechó asimismo para recordar que las otras vacunas del calendario que corresponden a las distintas edades y condiciones de salud, no solo de los niños sino de toda la familia, destinadas a la inmunización de otras enfermedades “también son importantes y deben estar suministradas en los tiempos y formas establecidos para lograr la mayor protección posible. Todos debemos tener nuestro carnet completo con todos los esquemas y dosis actualizados para cuidar nuestra salud”.

¿Qué es la poliomielitis?

La poliomielitis es una enfermedad muy contagiosa, causada por un virus que se transmite de manera fecal oral e ingresa por la boca al sistema digestivo a través de agua no potabilizada o alimentos contaminados. Luego se multiplica en el intestino y es eliminado nuevamente por la persona por medio de la materia fecal.

El poliovirus destruye las células nerviosas de la médula espinal. Una de cada 200 personas infectadas con el virus puede desarrollar parálisis, ya que este ingresa al torrente sanguíneo y puede invadir el sistema nervioso central produciendo atrofia muscular y parálisis de los músculos esqueléticos.

La parálisis puede afectar las extremidades superiores e inferiores. Pero puede también comprometer al sistema respiratorio y comprometer los músculos que allí se localizan produciendo una parálisis respiratoria. Y en este último caso, cuando el paciente no es asistido por un respirador o pulmotor el desenlace puede ser el fallecimiento.

Historia

La enfermedad tuvo un antes y un después desde la aparición de la primera vacuna contra la poliomielitis en el año 1953. La descubrió el médico y científico estadounidense Jonas Salk. La vacuna lleva su nombre y se aplica de manera inyectable. Protege contra los tres tipos de poliovirus (1, 2 y 3) los cuales en aquellos años se transmitían salvajemente causando estragos en la salud de los infantes.  

En el año 1955, el médico e investigador científico Albert Sabín de origen polaco creó la vacuna Sabin Oral, que se encuentra actualmente incluida en nuestro calendario de vacunación y hasta mayo de 2020 se venía aplicando de manera oral a través de dos gotitas en la boca del niño, con un esquema de 3 dosis que se administraba a los 6 meses, 15 meses y a la edad del ingreso escolar a los 5 años.

Cabe destacarse que la primera región del mundo libre de poliomielitis fue la Región de Las Américas y la Argentina será el primer país de Las Américas que cambiará el calendario de vacunación contra la polio, suprimiendo la vacuna Sabin Oral y usando únicamente la vacuna Salk a partir del 1 de junio de 2020.

En el mundo hay solo dos países que en la actualidad reportan casos de poliomielitis: Pakistán y Afganistán, donde hay muy pocos casos, afortunadamente cada vez menos gracias a la vacunación.