Desde el IUF sostuvieron que el Estado  reconoce a la educación como un derecho

Compartir

El Secretario Académico del Instituto Universitario de Formosa, dr Julio Caballero lamentó las críticas que recibió la resolución 1.953 por parte de la oposición local.

El Instituto Universitario de Formosa tiene en la actualidad una matrícula total de 412 estudiantes, provenientes de 32 localidades del territorio provincial y de otros lugares del país y el extranjero. En su mayoría son hijos e hijas de familias paipperas y son la primera generación de estudiantes universitarios. La institución dicta tres carreras de grado: Ingeniería en Producción Agropecuaria, Licenciatura en Ciencias Ambientales y Licenciatura en Turismo, teniendo en la actualidad 74 graduados.

En declaraciones a la Agencia de Noticias Formosa (Agenfor), Caballero defendió la Resolución 1.953 firmada por el ministro de Cultura y Educación Luis Basterra y lamentó el rol que está cumpliendo la oposición local, realizando “críticas sin sentido y de un nivel de mezquindad tan grande, que ya no extrañan pero sí dan mucho dolor”.

Para el funcionario, el instrumento sitúa al Estado asumiendo el rol que le corresponde, de hacerse cargo de la situación en la que se encuentran algunos jóvenes formoseños, luego de la pandemia por coronavirus, que los alejó del proceso de aprendizaje.

“El Estado se hace responsable de la situación y dice: vengan todos los jóvenes formoseños y vamos a proteger su educación y solucionar todos los problemas, estas dificultades que se hicieron patentes en esa etapa sanitaria” explicó.

Dijo además que la provincia  “reconoce a la educación como un derecho, y un derecho es de todos o sino no es un derecho,  es un privilegio” e insistió en recalcar que “Y si el derecho es de todos, tenemos que meter a todos los jóvenes formoseños dentro de las instituciones educativas y vamos a solucionar sus problemas”.

Reconoció que muchos jóvenes tuvieron dificultades para avanzar en su proceso académico, por lo que el Gobierno Provincial apunta a “seguir incluyéndolos, porque ese es el rol del Estado”.

Al hablar sobre el trabajo que realizan en el IUF respecto de esta problemática, dijo que no solamente se hacen eco de la resolución, sino que “queremos estar a la altura de las circunstancias y se vienen poniendo en práctica distintos dispositivos con los alumnos de primero y segundo año, así como con los más avanzados, como por ejemplo las Tutorías de Estudio”.

Refirió que en el caso de los estudiantes de primer año, quienes acarrean dos años de virtualidad, algunos de ellos llegaron adeudando materias y la tutoría apunta también a ayudarlos a aprobarlas a la vez que se realiza un trabajo de acompañamiento y seguimiento permanente en esta etapa fundamental del inicio sus carreras universitarias, cumpliendo un rol de contención y orientación académica.