Compartir

La coordinadora del Programa para el Desarrollo Apícola del Ministerio de la Producción y Ambiente, la doctora Andrea Aignasse, remarcó que “en Formosa hay mucho consumo de miel”, lo cual entendió “tiene que ver con el tipo de alimentación de los formoseños que está vinculada al productor y eso ayuda a que se incorpore más fácil a la mesa familiar”.

Indicó la funcionaria que “en el marco de la Semana de la Miel queremos dar a conocer las propiedades y lo bien que hace incorporarla a la dieta, como un producto altamente energético y de un valor nutritivo muy importante”.

En ese sentido puntualizó que “en Formosa tenemos la abeja Apis Mellífera que es la que se introdujo en todo el Continente Americano con la colonización”, agregando que “después tenemos la abeja nativa del Continente Sudamericano que son las sin aguijón. Con esta última trabajan las comunidades aborígenes porque cuando uno va al monte la encuentra en los árboles o troncos”.

“Se está trabajando en estudios de esta abeja ya que se busca incorporar su miel al Código Alimentario Argentino porque aún no está como producto”, señaló.

A su vez, comentó que “la miel hizo el puntapié en lograr certificar lo que es el sistema de producción orgánica para la producción y hoy a nivel mundial hay empresas argentinas que se dedican a la compra de productos orgánicos de la colmena y están exportando”, destacando que “en Formosa hay mucha venta directa y artesanal, a través de ferias donde los productores la comercializan”.