Destacaron la gestión de la pandemia que realizó Formosa

Compartir

El bioquímico y doctor en Ciencias Químicas Rodrigo Quiroga, docente e investigador del Conicet, se refirió a la gestión de la pandemia del COVID-19 en el país, resaltando las medidas sanitarias adoptadas en Formosa.  

En primer término, consultado sobre la actual situación del país en cuanto al coronavirus, expuso: “Estamos atravesando lo que sería la cuarta ola producida principalmente por una subvariante de Ómicron que ha ingresado al país llamada BA.2 que es más contagiosa”.

“Han ido surgiendo nuevas variantes que son más contagiosas o que tienen la capacidad de evitar, de alguna manera, la respuesta inmune que hemos generado a través de la vacunación. Por eso es que vemos una tras otra ola de contagios, donde probablemente tengamos una más luego de esta”, consignó en declaraciones recogidas por AGENFOR.

Señaló que en ese contexto hay una cantidad de contagios “alta”, no obstante marcó que “no ha alcanzado la magnitud de la ola que tuvimos en enero”, por lo que “al no haber tantos contagios como en ese momento, es menor la cantidad de internaciones y fallecimientos”.

En ese sentido, hizo hincapié en la importancia de “hacer lo posible por prevenir los contagios y las infecciones, porque de esta manera estamos reduciendo el impacto de cada ola”.

Para esto, consideró “fundamental” la ventilación de ambientes, el uso del barbijo y la colocación de las dosis de refuerzo.  

Vacunación y medidas “partidizadas”

Respecto de la campaña de vacunación desarrollada en el país, enfatizó que “sin lugar a dudas, ha sido muy buena”, haciendo notar que “ha sido uno de los grandes éxitos de la gestión de la pandemia en el país”, por cuanto “ha sido muy veloz y llegamos rápidamente a los mayores de 60 años” alcanzados con la inoculación.

“La vacunación ha salvado miles y miles de vidas en el país, como así también las medidas que se tomaron en el 2020 que en muchas ocasiones fueron vilipendiadas por los medios, cuando está muy claro y no hay ninguna duda de que salvaron miles de vidas”, dejó en claro.

Y lamentó aquí que “se hayan partidizado las medidas sanitarias”, apuntando que ello sucedió en todo el mundo, citando como ejemplo a Estados Unidos, “en grados más extremos, donde la diferencia de vacunados entre los republicanos y los demócratas es gigantesca y los fallecidos en los estados altamente republicanos eran muchísimos más altos que en los demás estados”.

“Si bien Argentina no llegó a eso, no hay ningún lugar a dudas que la oposición política ha intentado sacar provecho político, hacer politiquería con las medidas sanitarias, incitando a la desconfianza de las vacunas que teníamos disponibles, porque cada país consiguió las que pudo”, remarcó.  

Fue así que “tuvimos personajes como Patricia Bullrich o Elisa Carrió sembrando desconfianza con las vacunas Sputnik y Sinopharm, que hacían Rusia y China, que eran las que teníamos disponibles”, reprobó categórico, calificando esto de “actitud realmente deplorable” porque generaron que “bajara la confianza en general de la población en todas las vacunas”.  

“Algo similar ocurrió con las medidas restrictivas, el uso del barbijo y la necesidad de dictar temporalmente las clases por la virtualidad”, rememoró, cuestionando que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, “se haya negado en el peor momento de la pandemia a volver a la virtualidad por dos semanas, cuando estaba falleciendo la mayor cantidad de personas por día en la Ciudad de Buenos Aires”.

Formosa

A su vez, al referirse a las medidas sanitarias adoptadas por la provincia de Formosa para hacer frente a la pandemia y el plan mediático orquestado desde sectores de Juntos por el Cambio y la Justicia Federal para desarticularlas, generando picos de contagios y muertos, Quiroga fue contundente al calificar como “desastroso” el papel que tuvieron referentes políticos como Mónica Frade o la misma Bullrich.

En cuanto al fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que ordenó el ingreso masivo, opinó que “fue realmente fatídico”, debido a que “si se hubieran sostenido tres meses más esas medidas para llegar a la vacunación se podrían haber salvado vidas que se perdieron por la enorme ola de contagios una vez que se dejó de controlar el ingreso”.

Y marcó que esta misma medida judicial tuvo después su correlato en la CABA, con el fallo que permitió abrir de manera presencial las escuelas en el pico de contagios y muertes por COVID-19.

Es así que para el experto, “la Justicia también ha jugado un papel lamentable”, marcando que “esto no fue exclusivo de Argentina, ha ocurrido en otros países, donde ha jugado un rol político, evitando o disminuyendo la efectividad de algunas medidas sanitarias que sabemos estaban destinadas simplemente a salvar vidas”.

Agregó según se hizo eco esta Agencia que “en el caso particular de Formosa, tuvo una muy baja cantidad de fallecidos por COVID reportados en el 2020 y muchos decían que esto se podía deber a que se estaban ocultando datos”, esclareciendo que “hace poco salieron las estadísticas de todo el país desde el Ministerio de Salud de la Nación, donde se recopila la cantidad de fallecidos totales en cada provincia y ahí no hay ocultamiento de datos que valga”.

“Estos datos que liberó Nación nos permiten realmente ver cuántos fallecidos hubo en cada provincia –detalló-. Hubo algunas como Jujuy, donde falleció un 50% más de personas en el 2020 que en el 2019, es lo que se llama exceso de mortalidad. Eso significa que la pandemia generó un desastre en esa provincia”.

Y diferenció que “en otras como Formosa o Catamarca se ve lo opuesto: menos fallecidos en el 2020 que en el 2019. Y esto demuestra que fueron las que mejor implementaron las medidas de cuidado, los controles a los pasajeros y de personas que ingresaban, al igual que las cuarentenas al entrar, y esto realmente logró que estas provincias prácticamente estuvieran libres de COVID durante este año”.

“Sabemos que esas medidas funcionaron, que salvaron muchas vidas”, afirmó contundente”, planteando que “si Formosa hubiese tenido el mismo número de contagios que Jujuy durante el 2020 ello hubiera significado aproximadamente 1800 fallecidos”.

De manera que “las provincias que se pusieron manos a la obra para tratar de evitar los contagios lo hicieron y lo hicieron bien. En cambio hubo otras que eligieron no hacerlo”, finalizó.