Compartir

El ex diputado nacional por Formosa, Juan Carlos Díaz Roig, reflexionó acerca de la visita y el reconocimiento del Ministro de obras públicas de la nación, Nicolás Katopodis a la provincia.

“Todo el país reconoce la gesta formoseña, que resistió varios planes neoliberales y que mantuvo un proyecto provincial. Y en función de eso es que hoy cuando a nivel nacional vuelve el peronismo, o sea un proyecto nacional que coincide con el modelo formoseño las cosas salen más fácil”, sostuvo.

Y siguió: “En estos cuatro años, el macrismo en Formosa no hizo una sola inversión, no pudo terminar esos kilómetros de acceso hasta Tatané que inició Cristina y la mayor parte se hizo en su mandato. Se pasaron cuatro años inaugurando tramos de 200 metros, realmente es una vergüenza”.

En esa línea, recordó el Plan Belgrano, que anunció el destino de cien mil millones de pesos a las diez provincias del Norte grande, pero “Macri sacó esa inversión y la mandó a la Capital Federal”.

“La presencia y el reconocimiento del ministro hacia Formosa y el gobernador, es la prueba de que los tiempos cambiaron. Ahora llegó el momento de potenciar porque nuevamente van a sincronizar nación y provincia el conjunto de obras”, expresó.

Y aclaró: “No solo lo que dijo el ministro sobre los techos azules sino el sistema de salud, que priorizó la atención primaria, a tal punto que es el modelo de Carrillo, porque hasta en la última comunidad criolla o aborigen existen profesionales de la salud. Eso explica por qué tantas veces resistimos a las grandes pestes”.

Díaz Roig, manifestó que existen grandes objetivos por realizar: el gasoducto, la conexión del ferrocarril de Formosa-Resistencia, “que son 160 km y siempre nos negaron” y la continuación de las rutas y las obras públicas provinciales.

“Lo admirable es que hay tres provincias que no deben, una de ellas es Formosa, esto es lo que permite poner en valor esos grandes principios como el de no endeudarnos para hacer gastos corrientes, como el de procurar manejarnos con lo nuestro y la mayor maravilla es que en veinte y pico de años los jubilados y trabajadores cobran antes que termine el mes”, argumentó.

Y concluyó: “Esta organización es una gran modelo de gestión al fin hoy es conocido en todo el país. Se le reconoce el mérito y valor que ya no puede ser tapado por injurias, por mentiras. No solo en el justicialismo, sino que se impuso como un modelo de administración provincial de primer nivel”.