Difunden hábitos saludables para evitar la diabetes

Compartir

Las comunidades de San Martín 2 y de Fortín Lugones ubicadas en la región centro norte del interior de la provincia, compartieron jornadas con charlas sobre diabetes y alimentación saludable como hábito fundamental para prevenir esta enfermedad. Las mismas fueron llevadas adelante profesionales dependientes del ministerio de Desarrollo Humano formoseño.

En ambas jornadas consecutivas se buscó generar conciencia sobre los factores de riesgo asociados a la diabetes y las pautas para evitarlos, como también sobre los trastornos y las consecuencias severas que acarrea la enfermedad en la salud de las personas con el paso del tiempo.

El hincapié fue puesto en la forma de alimentación, teniendo en cuenta que lo que se consume tiene gran incidencia en factores de riesgo como: aumento de la tensión arterial, sobrepeso, mala circulación de la sangre y acumulación de grasa en las arterias.

Por lo tanto “si comemos alimentos sanos diariamente tenemos mucho menos posibilidades de que aparezcan estos agentes dañinos para nuestra salud y también enfermedades como la diabetes y otras tantas que pueden evolucionar a partir de la diabetes: cardiovasculares, renales, de la piel y retinopatías, entre otras por ejemplo”, explicaron en el transcurso de la charla.

Insistiendo en la prevención, los profesionales del programa recordaron que la diabetes es una enfermedad que puede evitarse a través de la práctica diaria de varios hábitos sanos, a la que deben agregarse “los controles médicos y análisis clínicos periódicos” para detectar a tiempo cualquier alteración en la salud general.

Además de la buena alimentación también es necesaria la práctica de una actividad física “regular y sostenida en el tiempo, es decir que debe practicarse todos los días o al menos día de por medio, siempre y sin interrupciones”.

Lo primero ayuda a que el cuerpo adquiera los nutrientes que se necesitan para desempeñarse con la correcta energía a lo largo del día; mientras que el ejercicio físico contribuye “a dejar el sedentarismo y evitar la acumulación de grasas y otras sustancias dañinas para el organismo que puede derivar en una enfermedad como esta”.

Finalmente los expositores recalcaron que “mantener hábitos saludables “no sólo ayuda a prevenir la diabetes sino que favorece a evitar la aparición de otras enfermedades que son consecuencia de conductas viciosas y que  pueden resultar aún mucho más graves”. “Por eso es necesario” –indicaron- multiplicar los buenos hábitos en la familia, amigos y vecinos, concientizándonos que mucho podemos hacer por nuestra salud desde “el autocuidado que mejora notablemente la calidad de vida y nos ayuda a tener nuestra salud en mejor estado”.