Compartir

Categórico, el economista Julio Svartz rechazó el plan para comprar autos 0km con descuentos de hasta $90 mil que anunció el presidente Mauricio Macri, subrayando que “es una cuestión ilógica lanzar estos tipos de planes o proyectos cuando en realidad la gente no está teniendo para comer”.

Luego de que la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) anunciara que la venta de autos había caído un 56% en mayo contra el mismo mes de hace un año, Macri anunció por Twitter los detalles del plan para incentivar a la alicaída industria automotriz.

La iniciativa fue bautizada como “Junio 0Km”, ya que sólo estará vigente durante este mes, y contiene una promoción desde $50 mil para vehículos que se venden a menos de $750 mil.

“El Gobierno Nacional está aplicando políticas que quieren inyectar consumo cuando el problema es que a la gente no le alcanza la plata”, expuso, contundente, el economista Svartz, puntualizando que “por más que se aplique un Ahora 12, Ahora 18 o inclusive esos planes como el de la compra de vehículos cero kilómetro, la gente no tiene para comer”.

Refirió además que otro punto negativo del plan “Junio OKm” es que “hoy el vehículo más básico o económico ronda los $500 mil, es decir, una familia a la que no le está alcanzando para comer no va a poder ni de casualidad comprar un auto con estas características”.

“Es una cuestión ilógica lanzar estos tipos de planes o proyectos cuando en realidad la gente no está teniendo para comer”, señaló, tajante, marcando que “hoy comprar un auto ya se volvió algo totalmente de lujo para cualquier familia”.

En ese sentido, apuntó que “las automotrices y concesionarias estaban teniendo un stock de venta para tres meses, pero si se ven los playones, por ejemplo de la zona de Pacheco, en Buenos Aires, donde están las grandes industrias automotrices, se puede advertir que están llenos, sobrepasados, por la cantidad de vehículos que tienen en stock”.