Compartir

Instan a la comunidad a la donación de sangre, como un acto de amor capaz de salvar vidas

El Gobierno de Formosa, a través del Ministerio de Desarrollo Humano, alienta a la comunidad a continuar con la donación de sangre voluntaria, habitual, gratuita y segura en el contexto de la pandemia por COVID-19, teniendo en cuenta que son muchas las personas que requieren de este líquido vital e irremplazable para mejorar su salud e inclusive para salvar sus vidas.

El Centro Regional de Hemoterapia y el Programa Provincial Sangre Segura, dependientes de la cartera de salud, trabajan de manera incesante a lo largo del año, promoviendo la donación de sangre en todo el territorio, mediante charlas informativas a la comunidad, extracciones diarias en todas las postas de donación, ubicadas tanto en la capital como en el interior de la provincia, y colectas masivas de las que participan diferentes instituciones públicas y privadas.

Cabe destacarse que, en el actual periodo de pandemia, se refuerzan las medidas de higiene, protección y distancia social para garantizar la seguridad de los donantes.

La referente del Centro Provincial de Hemoterapia, bioquímica Griselda Salinas reiteró una vez más que “es fundamental que los donantes continúen con la donación habitual, como así también que se acerquen a donar todas las personas que no lo hayan hecho todavía, y que estén interesados en concretar este gesto de amor a nuestros semejantes”.

Al respecto indicó que “muchas personas que están en tratamiento requieren de la donación de sangre para poder seguir sus terapias, para mejorar su salud y calidad de vida”. Al tiempo, sostuvo que es necesario que los bancos de sangre cuenten con la cantidad de sangre suficiente que les permita organizar adecuadamente el stock de los distintos componentes sanguíneos, garantizar la provisión y evitar así postergaciones en los tratamientos de los pacientes.

La sangre y sus componentes

Las transfusiones de sangre y sus hemocomponentes, ayudan a salvar millones de vidas al año. Contribuyen a que los pacientes con enfermedades potencialmente mortales, vivan más tiempo con mejor calidad de vida y posibiliten la realización de intervenciones médicas y quirúrgicas complejas. Asimismo, tienen una función vital en la atención materno infantil y en el embarazo.

La sangre es un elemento insustituible y la donación depende del acto humano, solidario y amoroso que cada uno de nosotros decidamos tener hacia otra persona. Se estima que un donante puede salvar hasta 4 vidas con una sola unidad de sangre extraída.

Los que quieran ser donantes

Desde el Centro Provincial de Hemoterapia se recordó que la donación de sangre es un procedimiento sencillo, rápido, prácticamente indoloro y seguro, y no es necesario estar en ayunas para donar. La persona es atendida por un por un equipo profesional encargado de realizar la entrevista previa, que determinará si reúne la condiciones para hacerlo. La extracción es realizada por personal técnico siguiendo estrictas normas de calidad, higiene y confort con el uso de material descartable para evitar riesgos.

Cualquier hombre o mujer que cumpla con los siguientes requisitos puede ser donante: tener entre 18 y 65 años de edad, pesar más de 50 Kg, sentirse bien de salud, no padecer enfermedades que se transmitan por sangre (hepatitis, Chagas, etc.). No haber tenido relaciones sexuales de riesgo en el último año. Y no haberse realizado recientmente tatuajes, perforaciones o escarificaciones cutáneas.