El arte como espacio terapéutico de salud mental

Compartir

Los pacientes pintan lugares comunes como parte de las terapias de recuperación.

Para dar continuidad al abordaje integral que se brinda a los pacientes que asisten al hospital de día “Explorando Caminos”, del Servicio de Salud Mental y Neurociencias del Ministerio de Desarrollo Humano, sumaron una nueva iniciativa desde el taller de arte y manualidades.

En este marco, acompañados por los terapeutas y demás profesionales del equipo de salud, que organizan las distintas actividades, los pacientes pintaron los bancos, asientos, mesas, pisos, que se encuentran en el espacio de verde del hospital, destinado a la recreación.

“Promovemos su creatividad y entusiasmo, como una manera de fomentar sus capacidades y habilidades y, al mismo tiempo su autoestima; puntos fundamentales para el tratamiento que realizamos con cada uno de ellos”, explicaron referentes del equipo terapéutico.

Tal como se viene haciendo con los demás talleres, dirigidos a complementar la terapia de recuperación y reinserción socio-comunitaria, el objetivo fue “potenciar el trabajo en grupo, es decir, que puedan desarrollar sus habilidades no solo individualmente, sino apuntando una acción colectiva para que puedan manejarse en grupo cada vez mejor”, agregaron.

A su vez, los pacientes aprendieron técnicas básicas de pintura, la utilización de los elementos y herramientas, “y fueron incentivados a que elijan y combinen los colores como más les gustaba. Un proceso realmente muy satisfactorio, para ellos y para todo el equipo que venimos acompañándolos”.

Los profesionales recordaron que, en cada una de estas actividades, pretenden no solo incorporar en los pacientes nuevas habilidades, sino también fortalecer los ya adquiridos”. Por ejemplo, “damos lugar a su ingenio y creatividad, pero también les enseñamos hábitos para el cuidado de los elementos de trabajo y del medio ambiente”.

Destacaron que el trabajo individual llevado a cabo en un contexto de grupo, promueve, además, “un mejor vínculo con los demás y con el entorno, lo que contribuye a que puedan relacionarse mejor, no solo en el ámbito del taller, sino también en el hogar y en otros lugares”.

Finalmente, hicieron notar que se aprovecha para repasar y concientizar sobre los protocolos preventivos, vinculados al coronavirus: distanciamiento social, lavado de manos frecuente, uso del alcohol en gel y uso correcto de barbijos, instándolos a que los cuidados se mantengan dentro y fuera de los talleres.