Compartir

La Regional Chaco- Formosa del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, organismo sanitario del estado argentino (Senasa), designó al médico veterinario formoseño Facundo Galvani como nuevo delegado.

El flamante funcionario, ingresó al SENASA entre el año 2008 y 2009, recientemente recibido en la UBA, en el área de cuarentena animal del sistema central del organismo.

“El SENASA, es el servicio veterinario oficial ante el mundo, la OIE que es el organismo de referencia para las cuestiones de sanidad animal, es el que designa cuales son los servicios veterinarios oficiales y este es el de Argentina”, explicó Galvani.

Entre sus funciones está la de garantizar y certificar la calidad de los productos que el país exporta y la calidad y sanidad de lo que importa, como también el tránsito federal del comercio entre provincias.

“Controlamos que ingresen productos animales de lugares aprobados por la SENASA con un profesional que certifique que se elaboraron bajo las normativas vigentes para proteger la salud de la población”, aseguró.

Y también asesoran a nivel local trabajando en conjunto con las bromatologías municipales y provinciales.

“Yo a la gestión le voy a dar la impronta defendiendo la agricultura familiar, asesorando a los pequeños productores en las buenas prácticas, que sepan que tomando ciertas medidas que no tienen costos pueden producir alimentos saludables y que no tiene riesgo la población de contraer enfermedades”, argumentó.

Y agregó: “Una hamburguesa mal cocida puede hacer que un niño de 5 años tenga graves enfermedades, me parece que es un trabajo muy importante y yo quiero que hasta el último administrativo que lleva un papel sepa que atrás de ese papel hay un ser humano que vive mejor gracias a que él lleva ese papel”.

En ese sentido, Galvani manifestó que quiere reivindicar la tarea del empleado público que a veces “está mal visto”, pero que en realidad “nosotros somos técnicos, científicos, estamos ayudando a la población y quiero que esa sea la impronta para que podamos trabajar más tranquilos y orgullosos de lo que hacemos”.

Además, dijo que para él esta designación es una oportunidad pero también una responsabilidad y un orgullo.

“Agradezco a quienes tomaron la decisión y sin otros merecimiento que el profesional, hace que me sienta orgulloso de demostrar la capacidad que podemos tener acá y me parece que es un viento nuevo que puede dar energía a distintas áreas para recuperar la dignidad en todos los sentidos”, expresó el profesional.

De despedido a delegado

Durante la gestión del ex presidente Mauricio Macri, el SENASA, sufrió importantes recortes de presupuesto y más del 25% de los trabajadores fueron despedidos, entre ellos, Facundo Galvani.

“Se redujo la cantidad de centros regionales, teníamos 14 y pasaron a ser 7 para un ahorro de costos y tenemos información que ese ahorro al final no fue tal porque el coordinador que era mi jefe en ese momento, vivía en Puerto Iguazú y tenía que controlar hasta El Chorro”, indicó.

Y siguió: “La ausencia de presencia territorial, la cantidad de combustible hizo que ese ahorro no sea tal, fue poco eficiente. Todos estamos de acuerdo en que el Estado debe reducir costos pero que sean eficientes”.

Galvani remarcó que las políticas del gobierno de Macri no sólo dejó a familias sin trabajo y un plato de comida, sino que generó una situación de vulnerabilidad de la población y de la situación económica.

“Nunca imaginé que iban a hacerlo de esa manera, fui uno de los despedidos, por el apoyo de mis compañeros, el gremio ATE, nos vinieron a asesorar, nosotros nunca estuvimos vinculado nunca a ninguna gremial, nos explicaron, consiguieron audiencias y pudimos rescatar algunos, entre esos yo”, recordó.

Y aclaró: “Pero algunos quedaron despedidos sin ninguna justificación, todos trabajan, tenemos auditoria, controles de gestión y de los países que importamos, no puede haber un trabajador que no trabaje”.

Por otro lado, reflexionó que “esta nueva gestión entendió que estaba mal esas medidas” y ahora “estamos volviendo a los catorce centros regionales”.

“Estamos entusiasmado con estos tiempos que corren, que le den la posibilidad de poder recuperar a los compañeros que fueron despedidos, no quiero generar falsas expectativas pero lo trabajaremos y vamos a recuperar el prestigio del organismo”, aseveró.

Y formuló: “También de la provincia, porque nos ningunearon de algún modo, al tener un edificio muy equipado que no se supo aprovechar y oficinas sin gente”.

 El delegado, propuso revertir esta situación a medida que obtengan los recursos necesarios y demostrar que “los formoseños somos capaces de poder gestionar a nivel nacional y proteger al resto del país en este cordón”.

“Creo que vamos a poder porque tenemos gente muy valiosa que venía muy lastimada, son mis compañeros que me ayudaron mucho a recuperar mi trabajo, son excelentes profesionales que van a levantar esto”, concluyó.