Compartir

En una millonaria inversión que tiene como finalidad primordialbrindar calidad de servicio a los pacientes de la salud pública, el Gobierno de la provincia de Formosa a través del Ministerio de Desarrollo Humano entregó casi un centenar de modernos equipamientos médicos, que ascienden a un valor aproximado de 4.300.000 pesos.

El ministro de la cartera de salud, Dr. José Luis Décima, entregó los equipos al Hospital de la Madre y el Niño, y al Hospital Central, que son nosocomios de referencia provincial. Esta costosa tecnología, sumada a las continuas capacitaciones que se realiza al personal de salud, se traduce en mejores atenciones a los pacientes, en una población en continuo crecimiento.

“Este tipo de accionar lo hacemos de manera periódica en los diferentes efectores de la salud pública, según las necesidades, con objetivo de brindar mejores prestaciones para los pacientes. El gobierno de la provincia de Formosa realiza numerosas inversiones de toda índole, como en este caso, pero además realiza otra inversión muy importante: la capacitación al personal que tiene como finalidad primordial brindarcalidad de atención al paciente”, expresó el funcionario.

Estos elementos beneficiarán a las áreas de neonatología, cirugía, odontología, laboratorio, tocoginecología, ginecología, en el caso del Hospital de la Madre y el Niño, para el cual se realizó una inversión estimada de 2.800.000 pesos, para la adquisición de 52 equipos de última tecnología.

En el caso del Hospital Central, la inversión estimada es de 1.500.000 pesos, que comprende la adquisición de 33 equipos que beneficiarán a las áreas de unidad de cuidados intensivos, cirugía, odontología, kinesiología e internación.

Detalle

De esta manera, y de propias manos del ministro José Luis Décima, el Hospital de la Madre y el Niño recibió: 3 servocunas que permiten el acceso inmediato al recién nacido. Facilita la realización de los procedimientos durante los primeros momentos de vida del bebé, manteniéndolo en óptimas condiciones ambientales; 1 Incubadora de Terapia Intensiva diseñada en forma modular. Puede ser usada como una incubadora estándar o a medida, a través de la incorporación de opcionales según las necesidades de la terapia; 5 oxímetros de pulso, que es un equipamiento destinado a la detección de nivel de oxigenación de sangre, no invasivo. Se utiliza para relevan la condición de pacientes neonatales de distinta complejidad; 3 electrobisturíes, para electrocirugía general, cirugías torácicas y aquellas que demanden alta potencia de salida. También para intervenciones delicadas en cabeza y cuello; endoscopías, laparoscopías y cirugías convencionales a cielo abierto; 2 aspiradores quirúrgicos; 2 oxicapnógrafos que son equipos que se utilizan para monitorización durante procedimientos quirúrgicos; 4 consultorios de odontología compuestos por sillón odontológico, compresor de aire para odontología, gabinete de revelado de placas radiográficas, equipo de esterilización, lavadora ultrasónica, contra ángulos, turbinas, cavitador, chaleco plomado y equipo de rayos X odontológico rodante. Para el laboratorio de patología: una estufa de cultivo para el acondicionamiento de muestras.

Además, para preparto se entregó 3 monitores fetales, 1 video colposcopio y 2 fotosforos.

Por su parte, el Hospital Central recibió 2 respiradores, que son equipos de soporte vital de importante uso hospitalario para proporcionar ventilación invasiva y no-invasiva en el cuidado critico de pacientes adultos, pediátricos y opcionalmente neonatales/infantes (incluyendo prematuros); 2 Electrobisturíes; 2 Aspiradores Quirúrgicos; tres consultorios de odontología equipados; cuatro puestos de tratamiento quinésico con ultrasonido, equipos de onda corta, magnetoterapia y electroestimuladores; y 2 sillas de ruedas.