El Hospital Central realizó la I Jornada de Cardiología Crítica

Compartir

Este lunes, se realizó la I Jornada de Cardiología Crítica, organizada por la Residencia de Enfermería en terapia intensiva de adultos y el Departamento de Docencia en Investigación del Hospital Central.

Respetando las medidas de bioseguridad en el contexto de pandemia, las disertaciones fueron sobre el “Manejo de Drogas” por la Dra. Viviana Severini, “Electrocardiografía Básica” a cargo del residente en Enfermería, Luis Cáceres y “Electrocardiograma Patológico” a cargo del Dr. Alfredo Romano. Capacitaciones dirigidas a los residentes de enfermería de la provincia, personal de enfermería, médicos y especialistas del Hospital Central y personal de enfermería de clínicas de la ciudad de Formosa.

En este contexto, el Dr. Mario Romero Bruno, director del Hospital Central, afirmó que “las residencias médicas y de enfermería se incrementaron en la Provincia de Formosa, sobre todo en las partes técnicas, lo que contribuye a una mejor atención de los pacientes”.

Recalcó que “los enfermeros son claves en la atención, están todo el tiempo al lado de la persona, del paciente y trabajar en equipo es fundamental”.

En tanto que, “en el caso de la residencia de terapia intensiva que funciona en el Hospital Central tenemos un plan de capacitación que es importante para los que están en formación y también para los que ya están formados. Hay dos elementos que yo siempre resalto en la formación de un buen profesional: la técnica y la formación humana, porque estamos atendiendo a una persona que necesita de nosotros y el trato humano es fundamental”.

Para finalizar, Romero Bruno manifestó que “las enfermedades cardiovasculares son la tercera causa de muerte en personas adultas y los problemas cerebrales tienen el mismo origen, como comunidad debemos tener en cuenta que los factores de riesgo son la hipertensión arterial no controlada, la diabetes, obesidad, colesterol alto, sedentarismo, estrés. En Argentina, se estima que una persona sufre un ACV cada cuatro minutos y que mueren alrededor de 20 mil personas por año”.