El IAS detalló actividades con estudiantes de educación especial

Compartir

El profesor Daniel Franco, del Área de Discapacidad del Instituto de Asistencia Social (IAS), brindó precisiones sobre las actividades que vienen realizando y retomando en este contexto de pandemia.

Señaló a la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR) que en la jornada del martes 24, visitaron la Escuela Especial N° 8 de localidad de Laguna Blanca, para hacer la entrega de aproximadamente 50 barbijos especiales para los docentes.

Al respecto, explicó: “Son barbijos confeccionados para las personas hipoacúsicas que se comunican a través de la lengua de señas, de esta manera pueden realizar la lectura de labios”.

Indicó que estos elementos “son ocupados por los docentes que trabajan en las escuelas especiales y en la modalidad común, pero que tienen alumnos integrados”, remarcando que “el propósito es facilitar la comunicación con estos estudiantes”.

Los barbijos “son fabricados en Formosa exclusivamente para ellos” a través de un convenio con el Departamento de Educación Especial, dependiente del Ministerio de Cultura y Educación (MCyE), con el cual “hace tiempo venimos trabajando de manera conjunta”, subrayó.

Equinoterapia

“Es un trabajo que requiere de mucho cuidado”, indicó el profesor Franco a esta Agencia, ampliando que “preparamos el predio ubicado en el camping del IAS, donde el alumno aparte de realizar la actividad con los caballos, puede recorrer el lugar con la familia, disfrutar del espacio verde, las plantas y la granja con la que contamos”.

En referencia a la actividad de equinoterapia, expresó: “Estamos empezando y por protocolo vamos a arrancar con cuatro chicos por día de las escuelas especiales”. Aclaró que esto se da para respetar el distanciamiento dentro del transporte que los recoge.

Según especificó, los preparativos están en proceso para dar inicio desde el 1º de septiembre, adelantando que serán los días lunes, miércoles y viernes en el horario de 8.30 a 11 horas.

“Junto a los padres se los buscará por la institución y luego se los volverá a llevar”, abundó.

Con respecto al tratamiento, declaró: “El niño o niña debe contar con el aval de su médico de cabecera”, marcando que “la equinoterapia mejora la marcha de la persona y no solamente la de una con discapacidad, sino también de alguna que haya sufrido un accidente y tenga como secuela algún problema motriz”.

“La marcha del caballo lo que hace es fortalecer el movimiento o simula que una persona está caminando a través del paso de este animal”, especificó.

Además, reveló que la terapia empieza con el acercamiento al animal. En este punto informó: “Estamos trabajando con caballos muy mansos y niños muy pequeños, es por ello que se hace un trabajo previo en donde el profesional y un integrante de la familia se acerca, mientras que ellos observan. La intención es que luego actúen por curiosidad e imiten lo que se estaba haciendo”.

El predio también cuenta con una sala recreativa adaptada con juegos didácticos, remarcó.

Capacitación

A su vez, destacó el licenciado Franco que “venimos trabajando con otros organismos que tienen más experiencia como ser Educación Especial y la Dirección de Discapacidad de la provincia dependiente del Ministerio de la Comunidad”.

“Lo que hacemos desde el IAS es aportar un poco más y nos encontramos predispuestos a aprender y ofrecer el espacio. El objetivo principal es lograr una buena inclusión”, cerró.