Compartir

Escolares principalmente, aunque lo hicieron muchas familias, intendentes, presidentes de comisiones de fomento y de juntas vecinales, concejales, le pusieron nuevamente un sello distintivo a la participación de todo el interior formoseño a las celebraciones del cumpleaños 139 de Formosa.

Incluso hasta los más pequeños parajes del extremo oeste, donde la descomunal crecida del rio Pilcomayo pega con fuerza, con sus abanderados y escoltas, con sus escolares de cuarto grado, viajaron entusiasmados hasta la ciudad capital y disfrutaron a pleno su estada.

Justamente los provenientes de los departamentos del extremo oeste, como Ramón Lista, Matacos y Bermejo, llegaron ya el día anterior y disfrutaron a pleno desde el primer minuto de su estada, dado que se los hizo partícipe de los festejos.
El ministro de Cultura y Educación, Alberto Zorrilla, quien junto a los subsecretarios de Cultura, Alfredo Jara y de Educación, Analia Heinzereder, compartió el almuerzo con los escolares, docentes y padres del interior que se llevo a cabo en el amplio salón del Instituto de Formación Policial.

Expuso que de antemano “se prepara toda una logística para los chicos provenientes del interior, primero para que viajen seguros y cómodos, y luego que pasen de la mejor manera su estada en la ciudad, que disfruten a pleno de la celebración”.

Dijo que “hay chicos que nunca vinieron a la ciudad capital y todo les resultado novedoso, además de todo lo que se genera en este almuerzo festivo donde se comparten vivencias y se hacen nuevos amigos”.

Ilustro que a los escolares provenientes de los lugares más alejados de la ciudad capital se les preparo de antemano un programa de juegos y paseos por atractivos de la ciudad.

Zorrilla señalo que “es una fiesta de carácter provincial, por eso es que se convocan a formoseños de todo el territorio, ya que está claro que no se trata solo de la fiesta de la ciudad capital”.
Docentes y padres coincidieron en subrayar la decisión del gobernador Gildo Insfrán de renovar este año como los anteriores, un fuerte tinte de “autentico federalismo” a la fiesta, posibilitando que escolares de toda la provincia estén presentes.