Compartir

La antigua edificación de San Martin 668, donde funcionaran décadas atrás las oficinas de Vías y Obras del ramal C-25 del Ferrocarril Belgrano, hoy se ha transformado en un museo donde se atesora mucha de nuestra historia que se fue gestando a partir de que el tren comenzara surcar por territorio formoseño. En el lugar hay una muestra de mobiliarios, equipos, herramientas, mapas y muchos testimonios del ferrocarril, la cual puede ser visitada por todo el público, todos los días desde las 8 a las 12.
Justamente en diciembre de 2014 se habilito el Museo del Ferrocarril “Belgrano”, que nace por la iniciativa de un grupo de ferroviarios actualmente en actividad que deciden poner a disposición de las personas el edificio (que es la oficina de vías y obras) los objetos, herramientas, materiales bibliográficos, telégrafos, documentos y fotos que formaban parte de su trabajo como ferroviarios con fines educativos, turísticos referente a la vida ferroviaria, sus costumbres, anécdotas y vivencias.

La directora de Patrimonio Socio-Cultural, Graciela Buiatti, destaca la decisión de “resguardar la historia del ferrocarril”, señalando que “en muchas localidades del interior provincial se está trabajando con los representantes de las nuevas gestiones municipales para ponerlos en valor a las estaciones que aún se conservan”

Subraya que “enmarcado en un proceso de recuperación histórica, el gobierno desarrolla una política de defensa del patrimonio, cuyo objetivo es el rescate de todos aquellos elementos representativos de las distintas épocas de su historia, con el propósito de recuperar, preservar y revalorizar el patrimonio socio-histórico y cultural, y de ese modo, reconstruir su historia”.

Un valioso componente

Destaca justamente que “en la conformación identitaria formoseña, uno de los componentes más importantes del patrimonio con que cuenta la provincia es el Ferrocarril “General Manuel Belgrano”.

Si bien actualmente, éste ya no cumple el servicio para el cual fuera creado, evoca que “durante los primeros cincuenta años de la creación de Formosa, se constituyó en uno de los ejes fundamentales de activación social, económica, histórica y cultural de la región del noreste argentino”.

“El Ramal C-25 de Trocha angosta, que fuera iniciado en 1908 según lo establecido en la Ley 5.559 de Fomento de los Territorios Nacionales, atravesó la provincia desde Formosa hasta Embarcación, en Salta y se constituyó en el canal principal que unía a las demás provincias metrópolis, dando a Formosa un pase de conexión hacia los puertos y vías de movimiento económico más importantes durante el siglo pasado”, rememora.

Considera Buiartti que “desde el punto de vista histórico, su papel en los aspectos poblacional y colonizador es sumamente importante dado que, a medida que se extendían sus vías, se propiciaba la fundación de la mayoría de las localidades, que actualmente forman parte de los distintos departamentos de la provincia de Formosa. En los 136 años de historia, ha dejado huellas, evidencias y testimonios que han permitido conocer los orígenes y comprender mejor el presente”.

Refiere que “a partir de su fundación, Formosa comenzó a formarse bajo la acción de dos procesos fundamentales: la ocupación del territorio para incorporarse a la jurisdicción nacional y en segundo lugar, la construcción del ramal de ferrocarril que uniría de este a oeste a Formosa con Salta, promoviendo el asentamiento de pueblos, colonias, estancias, parajes, a lo largo de todo su recorrido”.

“Estos hechos signaron el crecimiento de la provincia y dejaron huellas imborrables de su paso conformando una parte muy importante del patrimonio histórico-cultural formoseño
En ese mismo contexto, otorgarle una amplia difusión a través de una muestra de sus características y aspectos constitutivos neohistóricos, estructurales y funcionales, los impactos que éstos tuvieron para el desarrollo provincial, con el objetivo de fomentar y promover la conciencia de identidad de ser formoseño redimensionando la historia, la cultura y la educación y el compromiso de ir construyéndola día a día con nuestro acervo provincial”.

Concluye significando que “si bien actualmente, el ferrocarril no presta servicios, existe la voluntad política y hay una fuerte tarea en este sentido por parte del gobernador Gildo Insfrán, de que sea reactivado, y todos anhelamos que así ocurra”.