Compartir

Pero aún Formosa no está en el rango ideal para relajarnos.

Durante el parte informativo del Consejo de Atención de la Emergencia COVID-19 “Doctor Enrique Servián”, el médico infectólogo Julián Bibolini, hizo referencia al estado de salud de las personas que están transitando la enfermedad por coronavirus en la provincia de Formosa.

Informó que son 138 los pacientes que utilizan la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) con pronóstico grave, internados en los principales hospitales: Evita, Alta Complejidad, Central y la Madre y el Niño.

Además aclaró que si bien en los últimos días se anunciaron descensos en los casos positivos, el número de terapia intensiva no representará una disminución tan significativa como el de los diagnosticados, ya que las personas afectadas por este virus de los últimos diez o quince días, “puede ser que ahora recién empiecen a necesitar de atención en UTI”.

“Actualmente el número de utilización de terapia intensiva se mantiene estable, no ha subido la demanda” consideró en declaraciones recogidas por Agenfor.

Y señaló que la disminución de utilización de camas en esta unidad se verá reflejada recién en las próximas semanas.

Sin embargo destacó que en los últimos días no se ejerció mayor presión sobre el Sistema Sanitario, lo que permitió“ reorganizarnos y observar la efectividad sobre el trabajo, concentrándonos en los principales hospitales para brindar la mejor atención a estos pacientes que necesitan atención en esta área”