Compartir

Unas 17 mil personas con vulnerabilidad social se ven beneficiadas por este programa, que es base del Plan Nacional Argentina contra el Hambre

El Plan Alimentario Provincial Nutrir prosigue desarrollándose en el marco de la situación de emergencia generada por la pandemia del COVID-19, donde respetando todas las medidas de bioseguridad y el distanciamiento social se avanza en el cumplimiento del cronograma de entrega de los bolsones de alimentos.

Así lo manifestó la contadora Carolina Nequi, coordinadora del Plan Nutrir, quien remarcó: “En este contexto que estamos viviendo el Plan Nutrir no ha parado de funcionar, así que estamos más fortalecidos que nunca porque sabemos que esta acción que hace nuestro gobernador Gildo Insfrán en este momento con estos bolsones de alimentos es muy importante”.

Recordó que este programa alimentario “nació en 2018, pero fue proyectado unos años antes teniendo en cuenta la situación que atravesaba el país durante el Gobierno Nacional de Mauricio Macri”.

“Si bien el impacto de las nocivas políticas de la gestión macrista no era mayor porque el Gobierno provincial atenuó los efectos, éramos conscientes de que el bolsillo de los comprovincianos se iba a ver afectado más que nada en la adquisición de alimentos”, hizo notar, apuntando que “nadie se salvó de los incrementos de precios, a todos nos alcanzaron”.  

Aseveró que “al surgir la pandemia, que es un problema a nivel mundial, obviamente nosotros no estamos alejados de esa situación, con lo cual cumpliendo todas las medidas que son necesarias, respetando el aislamiento social, preventivo y obligatorio que se implementó en el mes de marzo, seguimos trabajando y cumpliendo con el cronograma de entrega de bolsones”, destacó.

“Nunca se detuvo la marcha porque tenemos una logística y una organización ya establecida que permite que hoy en día que no se vean aglomeramientos de personas en los siete centros de distribución cuando nuestros titulares van a retirar los bolsones, tomando conciencia y transmitiendo la importancia de cuidarse para cuidarnos todos”, resaltó la contadora Nequi.

En ese sentido, significó que “estamos llegando a unas 17 mil personas con vulnerabilidad social”, marcando que “por el contexto que estamos viviendo ese número se está incrementando”.

“Estamos entregando cada bolsón 17 productos, entre ellos verduras, como acelga, rúcula, verdeo, perejil, mandioca, zapallo, entre otros que son muy importantes para la nutrición de las familias como pollo, leche, sopa paraguaya, masa precocida para borí, fideos, arroz, locro, porotos, dulce de batata y frutas como la banana. Estos productos son netamente formoseños, de nuestros pequeños productores paipperos”, finalizó.