Emotivo acto por el 167° Aniversario del fallecimiento del general José de San Martín

Compartir

El gobernador Gildo Insfrán encabezó este jueves el acto oficial por el 167°Aniversario del fallecimiento del general José de San Martín en la plaza principal de la ciudad de Formosa.
Asistieron a la ceremonia, el vice-gobernador Floro Bogado, el presidente provisional de la Cámara de Diputados Armando Cabrera, el presidente del Superior Tribunal de Justicia Guilermo Alucín,el  intendente municipal Jorge Jofré, diputados provinciales, ministros y secretarios del Poder Ejecutivo, delegaciones de fuerzas armadas, policiales y escolares.

En el inicio del acto, y tras la entonación del Himno Nacional Argentino y el Himno Marcha Formosa, la alumna de la escuela N°1 Delfina Esquivel interpretó la poesía “El padre de la Patria”.

Luego el primer mandatario procedió al depósito floral en el busto de San Martín, luego las bandas de música del Regimiento y de la Policía de la provincia realizaron un toque de silencio en memoria del prócer.

A continuación, el coordinador general de asistencia técnica de la Jefatura de Gabinete, Adrián Muracciole brindó palabras a los presentes.

“Hoy conmemoramos el 167 ° aniversario del fallecimiento de San Martin, el padre de la Patria, venimos a a honrar su memoria, hacer un profundo ejercicio de reflexión, sobre cuáles fueron las razones que le permitieron liberar a la Patria, y también a Chile y Perú”.

“El libertador tenía un compromiso inclaudicable, su deseo irrenunciable por la libertad de los pueblos. El segundo, haber tenido el coraje demostrado en batallas como Cancha Rayada, Maipú o San Lorenzo, el coraje demostrado al haber cruzado la Cordillera de los Andes, de no descansar hasta habernos liberado del enemigo como sucedió en Perú en 1821. El coraje necesario para conquistar esa libertad que tanto deseaba.

Esa es la profunda reflexión que hoy tenemos que hacer, que significa ser libres. La respuesta nos la dio él: dijo seamos libres y lo demás no importa nada. Nos estaba diciendo que no hay nada preciado para un pueblo, para un hombre que su libertad. Esa libertad  solo se consigue si tenemos el coraje de conquistarla”.

“La independencia política sancionada en 1816 fue uno de los hechos políticos más importantes de nuestra historia pero declararla no implica necesariamente ser libres, porque conocemos que las mezquindades de la tradición unitaria, europeísta, no permitieron disfrutar plenamente de la libertad que había conquistado San Martín.

Mezquindades que fueron muy profundas y que llevaron incluso a nuestro héroe al exilio. San Martin partió a Europa , viendo como sus esfuerzos eran desperdiciados, por hombres que no tuvieron el valor de hacerse cargo de la independencia que el nos había otorgado.

El modelo oligárquico agro-exportador de la generación del 80, el endeudamiento, la guerra de la triple infamia, fueron hechos que marcaron que el país desde sus inicios estuvo gobernado por hombres que no tuvieron el coraje de San Martín. Que no supieron enfrentar al imperio de turno, el valor de ser libres”.

“Pero la tradición sanmartiniana también encontró hombres y mujeres en la historia que sí tuvieron ese coraje y respetaron su voluntad, del movimiento nacional y popular. Como no recordar a Juan Manuel de Rosas y su intento de industrializar el interior, repeliendo las invasiones enemigas del extranjero en varias ocasiones, razón por la cual fue merecedor del regalo más grande que San Martín pudo darle : su sable libertario.

Como no recordar a Hipólito Irigoyen y su intento por defender los recursos naturales y estratégicos de la Argentina o por su fuerte posición cuando desde afuera querían imponer cual debía ser la política exterior de la nuestro país en la post guerra”.

Y” por supuesto, como no hacer mención al general Juan Domingo Perón fiel heredero de la tradición sanmartiniana (…),  el entendió que la independencia no sería completa, si solo era política, sino que necesitaba ser también económica. Por eso en 1947 en Tucumán, un 9 de julio declaró la independencia económica…”.

“Estos hombres han sido blanco de ataques permanentes de aquellos que lucran con el sometimiento de los pueblos, no escatimaron ríos de tinta para mancillar el honor de estos tres caudillos del interior, que trabajaron para conseguir un país, libre, justo y soberano.

Repasar la historia, nos permite entender porqué pasan las cosas en nuestro país, muchas de las batallas que dio la Argentina por ser un país libre también se replican en Formosa por  decidir su propio destino. Nuestro pasado está muy  condicionado por las decisiones del poder central, pero también hay bisagras en la historia.”

“La provincialización de Formosa fue el primer grito de los formoseños, el modelo formoseño ha sido el primer proyecto político provincial pensado por nosotros, recogiendo nuestra identidad, valores y anhelos.

Con el modelo formoseño somos capaces de decidir nuestro propio destino, por eso llevamos construidas 1298 escuelas, porque estamos convencidos que solo la educación nos hará libres. Por eso constituimos un sistema productivo con productores, porque creemos que la tierra es de quien la trabaja, y que todos los formoseños debemos realizarnos en la tierra que amamos.

Por eso hemos desendeudado la provincia, porque solo con independencia económica, podemos tener soberanía política y decidir por nosotros mismos”.

“La historia que repasamos nos dice que los pueblos necesitan de líderes que dirijan los procesos libertarios, por eso doctor Gildo Insfrán quiero darle las muchas gracias por haber tenido el deseo y coraje de hacer de Formosa, una provincia libre.

El presente que vive nuestro país, nos interpela, la patria está en juego, nuestra libertad corre riesgo cada vez qe se emite deuda a 100 años que condiciona el futuro de nuestros hijos. Cada vez que se entregan los recursos naturales, que se privilegia el capital extranjero y los fondos buitres, por sobre el bienestar argentino. Pero también la historia nos muestra que el pueblo es sabio, estoy seguro que no pasará mucho tiempo para que los argentinos volvamos a construir un proyecto político nacional que tenga el coraje de hacer de la Argentina un país pueblo libre justo, justo y soberano. Se lo debemos a San Martín, a nosotros mismos ya las próximas generaciones”.

El acto culminó con un pasaje de desfile.