Compartir

Desde la cartera sanitaria hicieron llegar un especial reconocimiento y gratitud a todos los enfermeros y enfermeras en su día

El 21 de noviembre se celebra en Argentina el “Día de la Enfermería”, dado que en el año 1935 se funda la Federación de Asociaciones de Profesionales Católicos de Enfermería, que nombra como patrona a la Virgen de los Remedios, conmemoración coincidente con esta fecha.

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano hicieron llegar un afectuoso y cordial saludo a todos los enfermeros y enfermeras en este día, sobre todo a aquellos que se desempeñan diariamente en los efectores del sistema público de salud provincial. “Un profundo agradecimiento para todos los profesionales de la enfermería, que día a día, dan su vida para cuidar a sus pacientes”, subrayaron.

Pusieron de relieve que esta profesión requiere de una gran vocación de servicio “para asistir al prójimo que se encuentra en una situación vulnerable de salud, para soportar desvelos, ver el sufrimiento de los pacientes, curar heridas; y a la vez, desarrollar otras tareas que requieren de su participación en las actividades interdisciplinarias que ofrecen los equipos de salud, como controles, campañas de promoción y prevención, campañas de vacunación, entre otras”.

Hicieron notar que, haciendo un recuento de lo vivido en los últimos tiempos, en medio del adverso escenario de pandemia “es imposible olvidar la grandiosa labor que llevaron adelante los enfermeros y enfermeras, como pieza clave en la primera línea de batalla contra el coronavirus”.

Sin embargo, la difícil situación sanitaria, lejos de doblegar a estos profesionales “contribuyó a fortalecer su liderazgo, a aumentar el compromiso de seguir aprendiendo y a redoblar la responsabilidad en el cuidado de los pacientes, no solo de los afectados por COVID-19, sino también de los que en paralelo sufrían otras patologías, desde leves hasta graves”.

“Hoy en un contexto epidemiológico evidentemente más favorable, la enfermería sigue creciendo, demostrando su alto profesionalismo y humanidad, siempre con optimismo y con más ganas. A todos los enfermeros y enfermeras les deseamos un merecido feliz día. Gracias por todo”, aseveraron en el cierre de la salutación.