En Clorinda y Laguna Blanca equipos de salud fueron capacitados para continuar mejorando el abordaje de las enfermedades crónicas

Compartir

El Gobierno de Formosa, a través del Ministerio de Desarrollo Humano, continúa capacitando al personal de salud de los efectores de la capital e interior, sobre distintas temáticas sanitarias que permiten brindar a los pacientes mejores atenciones y optimizar el tratamiento de variadas patologías.

En esta ocasión, nuevas capacitaciones fueron desplegadas en el hospital “Cruz Felipe Arnedo” de Clorinda, donde, además, se reunieron representantes de los demás efectores que componen el distrito sanitario XII. También, en el hospital “Pedro E. Insfrán” de Laguna Blanca, donde asistieron los equipos de salud de los otros hospitales y centros de salud que integran el distrito sanitario IV.

Estuvieron presentes: médicos, enfermeros, administrativos, personal de farmacia y otros agentes de los equipos de salud de cada efector. En tanto que, las disertaciones estuvieron a cargo de referentes del Programa Redes en Formosa.

En ambas jornadas, llevadas a cabo de manera consecutiva, fueron tratados temas vinculados a la atención de las enfermedades crónicas, desde la captación de los factores de riesgo que presenta el paciente hasta el seguimiento del tratamiento, realizado luego del diagnóstico, especialmente en el desarrollo de enfermedades como diabetes e hipertensión.

La exposición de diabetes, estuvo a cargo de la doctora Cinthya Amott, responsable del Programa Provincial de Diabetes. Por su parte, hipertensión arterial fue abordado por la doctora Liza Wenetz, especialista del servicio de cardiología del Hospital de Alta Complejidad. Mientras que, los temas de riesgo cardiovascular global y circuito de atención al paciente fueron tratados por la doctora Lorena Díaz, consultora y capacitadora del Programa Redes.

“Fue una nueva capacitación de Redes ampliada, que esta vez se efectuó en el interior, para el personal de los efectores de los distritos IV y XII. Además de los temas, fueron entregadas las guías de práctica clínica en hipertensión arterial y en diabetes para el circuito de atención del paciente adulto; más las fichas de empadronamiento destinadas a la clasificación seguimiento de los pacientes”, comentaron los responsables de la actividad.

Mencionaron que, entre las llamadas enfermedades crónicas no transmisibles, se cuentan además de la diabetes e hipertensión, las cardiovasculares, neumonológicas, cánceres y las derivadas de secuelas causadas por accidentes externos.

Actualmente, dichas patologías se encuentran en progresivo aumento a nivel mundial, lo que no es ajeno a nuestro país. Y las estadísticas indican que más del 70% de las muertes, son consecuencia de algunas de estas enfermedades.

“Apuntamos a que el equipo de salud tenga todas la herramientas, conocimientos y entrenamiento necesarios, para realizar correctamente el screening –selección- y la nominalización de toda la población de su área programática para detectar estas enfermedades, especialmente, en pacientes que no evidencian síntomas, lo cual posibilita determinar el tratamiento adecuado y oportuno, con el correspondiente seguimiento para mejorar así la calidad de atención”, refirieron los capacitadores.