En el Día del Nutricionista recalcan la importancia de una alimentación saludable

Compartir

Las nutricionistas Jimena Maidana, quien presta servicios en el Hospital de Día 2 de Abril, y Daniela Distel, del Hospital Distrital 8, ambos nosocomios de la ciudad de Formosa, dieron consejos prácticos para una alimentación saludable.

Ello en el marco del Día del Nutricionista, fecha que se celebra cada 11 de agosto, en conmemoración del nacimiento de Pedro Escudero, médico argentino nacido en 1887, creador de la Asociación Argentina de Nutrición y Diabetología (1941) y de la cátedra de Cocina Dietoterápica (1945).

En principio, en la entrevista con la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR), las profesionales contextualizaron que a consecuencia de que la sociedad en todo este tiempo de pandemia fue cambiando, “también los hábitos alimentarios se fueron modificando”.

De manera que “el acelerado ritmo de la vida hizo que uno tienda a elegir cosas más rápidas para hacerlas en cinco a diez minutos, o bien lo que esté al paso”.

Tras ese diagnóstico de la realidad, otra cuestión que las profesionales señalaron es la imagen que se tiene en la sociedad del nutricionista, la cual consideran “debe ser deconstruida” porque entienden que la idea arraigada es creer que este profesional de la salud “es malo, nos prohíbe comer o no nos deja comer nada”.

“No es así, sino que se trata de cambiar nuestra forma de elegir los alimentos y que sean menos malos”, plantearon.

Y fundamentaron que “desde el área de Nutrición del Ministerio de Desarrollo Humano, así como en todas las esferas de la provincia, tratamos de que la gente aprenda a elegir mejor los alimentos, creen nuevos hábitos alimentarios sin dejar de comer lo que habitualmente consume”.

En efecto, lo que se pretende es que “sea una alimentación saludable a todos los grupos etarios: embarazadas, niños, adolescentes, adultos, es decir, abarcar como nutricionistas a todas las edades”, y de ese modo “entender que comer sano es muy bueno y también darnos ‘los permitidos’”, subrayaron categóricas.

Como ejemplo de ello citaron que “se puede comer el asado, el pan, las pastas y las harinas, que son tan demonizadas”, porque “lo que hay que aprender es a elegir y combinar los alimentos de manera adecuada, para que mejoremos la calidad de lo que comemos”.

Conceptos

En otro tramo de la entrevista también se diferenciaron los conceptos de alimentación y nutrición. “La alimentación tiene que ver con lo externo al cuerpo. Es decir, con lo que adquirimos en el supermercado, lo que compramos y cocinamos, ese ritual que hacemos a la hora de cocinar tiene que ver con lo externo al cuerpo”.

En cambio, “la nutrición tiene que ver con todos los procesos biológicos que realiza el cuerpo para digerir todo eso que preparamos en el proceso de alimentación”.

Recomendaciones

A su vez, teniendo presente la actualidad económica, recomendaron “buscar algo que esté al alcance de las personas: una posibilidad son las frutas de estación como el pomelo en esta época, pero al margen pueden comer cualquier fruta, no importa cuál sea mientras la incorporen a su alimentación, al menos tres por día”, aconsejaron.

Como opción de esto resaltaron la importancia de la política pública del Programa Soberanía Alimentaria Formoseña, “que nos ayuda a tener productos de estación” a partir del destacado trabajo de las familias paipperas de la provincia.

El valor de la producción formoseña en Soberanía Alimentaria

Y en esa línea remarcaron que “dentro del concepto de alimentación está la producción, por ende, también intervenimos en eso en un trabajo articulado con otros sectores para poder alcanzar a las personas un plato adecuado nutricionalmente, que sea seguro, sin químicos y accesible en lo económico”, concluyeron.