Compartir

Mediante la atención y el seguimiento en los CAS habilitados y en los domicilios.

En las poblaciones del interior, el Gobierno de la Provincia, a través del Ministerio de Desarrollo Humano y sus efectores de salud, siguen llevando adelante múltiples acciones tendientes a frenar el avance de los brotes de coronavirus, ocurridos en las últimas semanas, en diferentes puntos de esta región y, al mismo tiempo, dar a los pacientes detectados como positivos, la mejor atención y contención.

En este marco, el personal de salud del hospital El Potrillo, se encuentra realizando un exhaustivo control diario de los pacientes alojados en los Centros de Atención Sanitaria, que están en funcionamiento en la localidad, en la escuelas -EPEP Nº 316- y en el Complejo Educativo Nº 102 del barrio El Favorito.

El director del nosocomio, odontólogo Pablo Recalde, dio detalles del trabajo diario que el equipo de salud despliega en el mencionado barrio, donde fue habilitado el CAS destinado a la atención de pacientes criollos. Mientras que “el CAS de la escuela 316 quedó exclusivamente para la atención de pacientes originarios, con el fin de organizar mejor la tarea y ampliar la capacidad de alojamiento, para las personas que necesitan de un pormenorizado seguimiento de salud”, informó.

Comentó al respecto que, en el CAS del Favorito, actualmente, se encuentran alojados “18 vecinos criollos”, quienes diariamente reciben el control diario “de signos vitales; medición de tensión arterial, saturación de oxígeno, temperatura, frecuencia cardiaca y respiratoria”.

Asimismo, precisó que se mide el nivel de glucosa en sangre a los pacientes diabéticos y otros que se establecen para los pacientes crónicos en general. “Cuando ingresan”, aseguró, que a cada paciente se le hace una entrevista, a fin de registrar si tienen alguna enfermedad de base como diabetes, hipertensión, celiaquía o enfermedad renal, por ejemplo, “porque ellos requieren un cuidado más específico “atentos a su condición de riesgo frente a la enfermedad de COVID”.

Sobre la frecuencia de las evaluaciones, señaló que “son diarias” y están a cargo del equipo COVID, conformado por médicos, enfermeros, nutricionistas, kinesiólogos, radiólogos, odontólogos, obstetras, técnicos en laboratorio, que hacen la recorrida”.

Monitoreo domiciliario

A su vez, Recalde, hizo mención al control que reciben los pacientes positivos que cumplen el aislamiento en sus propios domicilios. “El equipo va también a las casas, donde repiten los mismos exámenes que en el CAS. Y por supuesto se hacen los hisopados de control, no solo a los casos positivos diagnosticados, sino también a los contactos estrechos.