En Formosa “hay un concepto de integralidad de la conservación de la biodiversidad”

Compartir

El licenciado Franco del Rosso, director de Recursos Naturales y Gestión del Ministerio de la Producción y Ambiente, aludió a la nueva revisión de la Ley de Ordenamiento Territorial N° 1660 (POT-For), que permitirá la incorporación de nuevos estándares ambientales.

En declaraciones recogidas por AGENFOR, destacó que “la provincia tiene una herramienta fundamental para el cuidado del ambiente y la conservación de los recursos naturales que es nuestro Programa de Ordenamiento Territorial, aprobado por unanimidad en la Legislatura”.

Puso de resalto que el mismo “tiene una particularidad que no se da en ninguna parte de la Argentina, que es que no solamente tiene en cuenta la conservación de los bosques nativos, sino de todos los ambientes”, ya que en el territorio provincial “hay un concepto de integralidad de la conservación de la biodiversidad”.

Contextualizó diciendo que “este es un mundo que va cambiando y que nos va poniendo ante nuevos desafíos constantemente, donde hay una presión importante con respecto al uso de los recursos, el mantenimiento y la conservación, además de la disposición de los residuos y la recuperación de zonas degradadas”.

Teniendo en cuenta lo dinámico del tema ambiental, planteó, “el ordenamiento también es un proceso con esa propiedad”, por lo que “cada cuatro años se somete a una revisión”.

Ello “nos permite ajustar cosas para estar siempre en sintonía con la realidad que nos toca”.

Y contrastó que “si tuviésemos un ordenamiento más fijo, quedaríamos muchas veces fuera de contexto”, porque “las cuestiones ambientales de un año para otro muchas veces se modifican al corto plazo”, con lo cual “eso hay que tenerlo en cuenta”.

“Hoy estamos iniciando el proceso de revisión del ordenamiento territorial de la provincia de Formosa, cumpliendo con la normativa nacional de la Ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, pero con la idea de darle una impronta fundamental”, afirmó.

Incendios

En otro orden, al abordar la problemática de los incendios forestales y de pastizales, indicó que “no hemos sido la provincia más afectada por los últimos incendios, pero sí hemos tenido una afectación grande, tal vez no fue tan publicitada como las de otras jurisdicciones, pero sí en la última sequía hubo más de 350 mil hectáreas afectadas por incendios”. 

En ese sentido, sostuvo que “Formosa no escapa a una realidad global que es la de un proceso de cambio climático que nos expone a eventos extremos cada vez más frecuentes y menos predecibles, por lo que tenemos que tener una planificación estratégica muy clara para asumir estas situaciones que muchas veces nos van a sorprender”.

“En la actualidad, la provincia conserva más de cuatro millones de hectáreas de bosques nativos, que son una barrera natural contra el fuego -manifestó-. Esa particularidad de conservar tanto bosque nativo como tenemos nos evita situaciones por ahí más conflictivas, sumado a toda la prevención, las capacitaciones y las demás acciones que se llevan adelante desde el Plan Provincial de Manejo del Fuego”, concluyó.