Compartir

Acciones dirigidas a los vecinos con atención médica, entrega de medicamentos y promoción de hábitos saludables

En la comunidad originaria La Brea del oeste formoseño, cercana a El Potrillo, se renovaron esta semana las acciones de atención de la salud que beneficiaron a las familias, junto a tareas de promoción de hábitos saludables para la prevención de enfermedades.

Como sucede periódicamente, la nueva visita a los vecinos de esta comunidad tuvo lugar días atrás a cargo de un equipo interdisciplinario de profesionales del hospital El Potrillo, que depende Ministerio de Desarrollo Humano formoseño y es el encargado de la cobertura sanitaria en la zona.

En el lugar a lo largo de una jornada se llevó a cabo atención médica y pediátrica, así como exámenes odontológicos, control de niños sanos y aplicación de dosis de acuerdo a lo que establece el Calendario de vacunación para cada una de las edades.

Los responsables del operativo en terreno señalaron que “estas acciones están dirigidas a toda la comunidad, ya que se trabaja de cerca con las familias con este tipo de visitas que se programan de forma periódica y a lo largo de todo el año con la finalidad de acercar aún más las prestaciones de salud”.

La Brea es una comunidad originaria de la etnia Wichí que se encuentra ubicada en el oeste de la provincia, a tan sólo unos pocos kilómetros de El Potrillo. En el lugar residen alrededor de 300 personas, constituidos en más de 70 grupos familiares.

Al momento de detectarse patologías por medio de los controles, se programan los turnos para el posterior abordaje esos pacientes dentro de la red de salud pública. Así como en los casos necesarios, se entregan los medicamentos e insumos de forma totalmente gratuita.

Hábitos saludables

Acerca de las acciones que se pusieron en práctica en la oportunidad, se reveló que “en conjunto con las consultas en general, se trabaja con lo que es promoción de la salud, mediante consejerías que se hacen y de las que participaron los vecinos”.

Por medio de las consejerías, se abordan diferentes temáticas, como por ejemplo: alimentación saludable y variada, práctica de actividades físicas, control de peso, importancia de la inmunización para la prevención de enfermedades, entre otras.

Al igual que con los niños en las consejerías se hace hincapié en la incorporación de conductas saludables desde edades tempranas, tendientes la generación de hábitos de vida sanos y, a la vez, para que los chicos sean replicadores de la información recibida en sus casas.