Compartir

En las instituciones educativas también se lleva adelante el protocolo correspondiente,  al detectarse casos  positivo a COVID-19 entre el personal docente. Así lo informó la subsecretaria de Educación, Analía  Heizenreder, en contacto con AGENFOR, indicando que la primera medida es suspender la actividad presencial en la escuela afectada.

Mencionó que el Ministerio de Educación recibe la información que brinda el organismo de Desarrollo Humano certificando los casos positivos. 

Ratificó que en la ciudad de Formosa las clases a distancia son desarrolladas en el edificio escolar, porque permite al docente aprovechar las herramientas que se brinda desde ahí.

Respecto a los contagios informó que “se fueron detectando casos positivos o estrechos en grupos de docentes, tanto en capital como en el interior”. De manera inmediata se determina que las escuelas sean cerradas provisoriamente, “se realiza el trabajo de sanitización, la búsqueda de los contactos estrechos y se observa cómo evoluciona la situación”, asintió.   

Aclaró que en estas situaciones, el servicio de comedor escolar sigue funcionando con normalidad con la modalidad de vianda.

Indicó que pasado el tiempo necesario, se permite nuevamente la actividad de los docentes en las escuelas, “siempre respetando las medidas de bioseguridad”.

Por otra parte destacó el comportamiento ordenado y responsable de la comunidad educativa, incluyendo a los padres, “que apoyan lo que las escuelas proponen, para cuidar la salud de todos”. 

Además informó que en las últimas 24 horas se dieron a conocer ocho establecimientos con suspensión provisoria de las actividades, debido a que seis docentes obtuvieron resultado positivo a COVID-19.

“La pandemia nos enseñó a trabajar en conjunto y se han tomado las determinaciones adecuadas desde el Gobierno de la provincia para cuidar a todos los formoseños”, concluyó.